Nacional

La investigan por desfalco de 2 mil mdp, pero va por curul

Luego de que el ISAF practicara 15 auditorías a la gestión de
Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa al frente de la delegación del ISSSTE en Sonora, se encontró un desfalco de 2 mil 200 millones de pesos, pero no fue inhabilitada. Ahora busca una curul por la vía plurinominal, impulsada por el PAN. 
Héctor Gutiérrez
05 junio 2015 0:19 Última actualización 05 junio 2015 5:0
Ambulancia del ISSSTE. (Edgar López/Archivo)

Salud

CIUDAD DE MÉXICO. Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa, candidata del PAN a diputada federal plurinominal en Sonora, es investigada por la Procuraduría estatal, luego de que el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) le comprobara un desfalco superior a 2 mil 200 millones de pesos cuando fue directora del ISSSTE en la entidad.

Luego de que el ISAF practicara 15 auditorías a la gestión de
Lizárraga, y de que se determinara su responsabilidad, un grupo de diputados locales, integrantes de la Comisión de Vigilancia del ISAF interpusieron una denuncia penal ante la Procuraduría del estado por peculado, uso indebido de atribuciones y lo que resulte.

Teresa Lizárraga
ISSSTE Sonora. Fue directora en esa dependencia.  Antes, de 2006 a 2009, fue la directora de la  Cámara de Comercio de Hermosillo.


LOS DELITOS

Con cargo a la partida “Deudores por gastos a comprobar”, en diciembre de 2012, Lizárraga ordenó la compra de cámaras de video, de fotografía digital, aparatos de refrigeración, asientos de masaje, tablets, computadoras, perfumería, cosméticos, ropa, electrodomésticos, renta de mobiliario para fiestas, combustible, teléfonos celulares, juguetes y videojuegos.

En el rubro de “Ingresos por recuperar” aparecen en la auditoría dos saldos, uno por mil 944 millones 724 mil 841 pesos y otro por mil 401 millones 521 mil 938 pesos que no se pueden cobrar, pues Lízárraga no implementó una cartera de estas cuentas, en las que se especifiquen los conceptos que se tendrían que recibir.

Con cargo a las partidas “Servicios de capacitación” y “Servicios de limpieza”, la exdirectora de ISSSTESON pagó 2 millones 701 mil 404 millones de pesos, sin embargo, no lo pudo acreditar con facturas.
La panista subió su salario y de sus colaboradores, de esta forma, su sueldo subió de 52 mil 800 pesos al mes, a 71 mil 600.

Por los delitos, el ISAF le ordenó resarcir los daños, es decir, reponer el daño patrimonial; sin embargo, no se le inhabilitó como servidora pública.

No obstante, la Comisión de Vigilancia del Congreso determinó dejar sin efecto esta medida y hasta ahora no se le ha impuesto ninguna nueva sanción, por lo que su expediente está limpio, pese a que sus delitos están documentados.