Nacional

La entrega de plazas aún no es transparente y enfrenta resistencia: INEE

El consejero presidente del organismo consideró que aún hay "resistencias sindicales y de autoridades estatales que todavía ven la oportunidad de meter a su gente, a sus allegados".
Mariana León
13 septiembre 2017 6:39 Última actualización 13 septiembre 2017 6:41
Eduardo Backhoff

Eduardo Backhoff, consejero presidente del INEE. (Archovo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) comenzará un seminario -donde participarán funcionarios de la Secretaría de Educación Pública (SEP)- para analizar los avances de la reforma rducativa, a poco más de un año que termine la actual administración.

Eduardo Backhoff, consejero presidente del Instituto, explicó en entrevista cuáles han sido los retos y los avances después de casi cuatro años que comenzó a implementarse.

Advirtió que muchos profesores aún no están convencidos de la evaluación y que la asignación de plazas no ha sido totalmente transparente.

“La asignación de plazas no sólo dependen del número de plazas, sino de las que existen y ese es un tema que no es totalmente transparente. No es muy claro cuántas plazas realmente existen y cuántas de se les entregan a los profesores, pero es un tema por atender”, dijo.

Sobre el poder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) comentó que cada vez menos maestros asisten a las marchas.

“La CNTE es un ente privado, nosotros hablamos de educación pública. La idea de que manejaban los recursos, que manejaban las plazas, metían a su gente, es imposible de mantener. Esperemos que la resistencia no dure demasiado”.

- ¿Cuáles diría que son los principales retos de la reforma educativa?

Es parte del objetivo del Seminario, que nosotros podamos identificar las áreas y los avances en donde hay que ponerle mayor atención. La reforma educativa la conforman muchos componentes, por ejemplo la propia autonomía del Instituto es uno de ellos y yo diría que cada componente que se verán analizado presenta distintos avances.

En materia de evaluación es que ya se consolidó la idea de que los docentes entiendan que se deben evaluar. En algunos estados las cosas ya se han asimilado y comienza a cumplirse, falta, efectivamente, que en todos los concursos se les de las plazas a quienes las ganaron.

Hay un trecho grande por andar, en materia de evaluación de desempeño es un tema que es álgido, que muchos profesores aunque lo han aceptado no están completamente convencidos, falta mucho por hacer ahí. Tenemos que convencer que la cultura del esfuerzo y del empeño que va junto con la evaluación es importante para que ellos puedan configurar sus propias rutas de actividad profesional que dependen de ellos, no se sus amistades, ni del sindicato, ni de nadie que ellos ingrese, ahí todavía nos falta por hacer y ahí nos va a costar trabajo.

- ¿Se tienen un porcentaje de los profesores que resultan idóneos y si obtienen su plaza?

Entendemos que hay ingresado alrededor de 100 mil profesores por esta ruta…que ya son una cantidad importante. La asignación de plazas no sólo dependen del número de plazas, sino de las que existen y eses es un tema que no es totalmente transparente. No es muy claro cuántas plazas realmente existen y cuántas de estas se les entregan a los profesores, pero es un tema por atender.

Hay resistencias sindicales y de autoridades estatales que todavía ven la oportunidad de meter a su gente, a sus allegados. Es una resistencia que se va a ir venciendo poco a poco.

- ¿Hay focos rojos de esta resistencia, Chiapas, Oaxaca, Guerrero…?

Sí, por supuesto. No sólo de esos estados. Hay otras entidades que pudieran aparentar que no tienen problemas, pero que a la hora de que entregan las plazas no es muy claro cómo las entregan. Hay que trabajar. Tan es un tema que la SEP implementó un sistema para que la entrega de plazas se haga pública, de manera clara y transparente y que todo el mundo sepa qué profesor seleccionó qué plaza, en qué escuela y que se le respete eso. Vamos avanzado, pero todavía nos falta.

- A un año de que termine esta administración que fue la que impulsó la reforma educativa ¿qué se tendría que acelerar?

Yo digo que hay dos grandes pendientes que va a dejar: la implementación del nuevo modelo educativo. Que este año, entiendo, están haciendo los libros de textos y los materiales. Y otra que va a dejar menos andada es la transformación de las normales, que para nosotros es fundamental: el techo de un buen sistema educativo es la formación o la capacitación de sus profesores.

No puede ser mejor un sistema educativo que el de los profesores en su conjunto. Entonces, hasta donde puedo anticipar, dejarán lo más andado posible la reforma de las normales.

- ¿La reforma educativa está suficientemente consolidada para sobrevivir a la siguiente administración?

La reforma educativa lo que quiso es transformar al país en muchas áreas, a diferencia de otros intentos de transformar el curriculum. Esto es Escuela al CIEN, equipamiento, planes y programas, Servicio Profesional Docente, Escuela al Centro, la propia autonomía del INEE.

Al menos el Instituto va a transitar y alguna cosa habrá que hacer para un replanteamiento. Toda las reformas son perfectibles. Seguramente el nuevo gobierno hará una pausa, verá qué información le podemos dar y qué hay que cambiar para mejorar. La idea transformadora de esta reforma va a transitar en su mayoría…es lo que pienso. Y habrá cosas que se modificarán, por ejemplo, las leyes secundarias tiene áreas de oportunidad para la reforma.

- ¿Hay algún punto que dirían que no se deben de modificar?

Sí. Lo más importante es la intención del Estado de transformar el sistema educativo de tal manera que sea mejor y que con base en esa transformación mejoremos la sociedad. El espíritu de la reforma.

La idea de que las competencias de los docentes sean por las cuales ingresen al servicio, eso debe prevalecer, que se conozca quién tiene las plazas y que no haya 44 mil flotantes. Eso debe de permanecer. Las cosas obvias para el sistema educativo deben prevalecer: la escuela al centro, la transformación de las normales, eso seguramente va a prevalecer. Pueden cambiar matices.

- ¿La CNTE ya no es un impedimento para que se aplique la reforma educativa? Vemos que cada vez son menos los convocados a las marchas y cierres…

Sí. La idea transformadora de ordenar las cosas es muy difícil ir en contra de eso. La idea de que manejaban los recursos, que manejaban las plazas, metían a su gente, es imposible.

La CNTE es un ente privado y nosotros hablamos de educación pública, Yo no creo que eso vaya a regresar. Los mismos normalistas de Oaxaca y Chiapas se han evaluado. Esperemos que la resistencia no dure demasiado…porque es para el bien del país.