Nacional

La cooperación de México y EU contra las drogas es insustituible: Ruiz Cabañas

El subsecretario de la SRE manifestó ante la ONU su esperanza de que la administración de Trump mantenga una política de cooperación bilateral y regional.
Redacción 
13 marzo 2017 18:47 Última actualización 13 marzo 2017 18:47
Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y derechos Hermanos de la SRE.

Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y derechos Hermanos de la SRE. (Cuartoscuro) 

El subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas, propuso mantener la cooperación con Estados Unidos para combatir las drogas y el narcotráfico.

"La cooperación no solo es indispensable sino insustituible. Yo creo que esa es la convicción que se está poco a poco reasumiendo. Tenemos que trabajar juntos", destacó el subsecretario.

Durante su participación en la 60 sesión de la Comisión de Narcóticos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Viena, el funcionario manifestó su esperanza de que la administración de Donald Trump mantenga "una política de cooperación bilateral y regional".

“México coopera y vamos a seguir cooperando. Nada de lo que hagamos en México o en Estados Unidos puede ser indiferente al otro. Son realidades interconectadas”, destacó Ruiz Cabañas en Viena.

Pese a las tensiones entre México y Estados Unidos en el tema migratorio y comercial por las nuevas políticas del gobierno de Donald Trump, Cabañas aseguró que la cooperación es insustituible en el combate a las drogas.

Consideró que la prohibición no es suficiente, por lo cual México propone un enfoque de salud más amplio: prevención, tratamiento, y mayor equilibrio en políticas de drogas.

“No vamos a legalizar todo, no se va crear ese vacío, por supuesto que la aplicación de la ley y el enfoque punitivo deben estar allí”, afirmó el subsecretario.

Esta semana, la Comisión de Narcóticos de la ONU trabaja la exigencia de varios países de América Latina, encabezados por México y Colombia, de cambiar la política global contra las drogas: que esté más enfocada en el factor humano y de salud y no en acciones policiales.