Nacional

La "casa blanca" es un caso cerrado: SFP

Virgilio Andrade, titular de la Secretaría de la Función Pública, realizó su comparecencia en la Cámara de Diputados por el Tercer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto. 
Víctor Chávez
26 octubre 2015 21:33 Última actualización 26 octubre 2015 21:33
Virgilio Andrade, nuevo titular de la SFP. (SFP)

Virgilio Andrade, titular de la SFP. (Archivo/SFP)

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, sostuvo que el de la "casa blanca" es un "caso cerrado".

Sin embargo garantizó que todos los servidores públicos “siempre estamos sujetos al escrutinio público y ante el escrutinio de los legisladores”.

Por eso, luego de asistir como invitado especial a la instalación de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Cámara de Diputados –que preside Luis Maldonado, del PRD- Andrade aseguró, en entrevista, que está listo y dispuesto a contestar todas las preguntas de los legisladores, durante su comparecencia que sostendrá el próximo jueves ante los diputados, con motivo del Tercer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

“Es obligación y responsabilidad de cualquier secretario de Estado presentarse a informar y a rendir cuentas, así como dar una opinión sobre las expectativas, perspectivas y necesidades que se presentan en el tema que cada quien maneja”, explicó.

“En este caso, en el asunto de la Función Pública estaremos para responder cualquier pregunta que tengan los legisladores sobre el sanísimo ejercicio que tenemos de la pluralidad y de las posiciones; se eso se trata la vida democrática en el Congreso”.

El presidente de la Comisión de Vigilancia, Luis Maldonado, sostuvo que “por supuesto que el caso de la ´casa blanca´ no está cerrado y en un espacio plural como es la Cámara de Diputados un asunto público y sin aclarar siempre será motivo de cuestionamientos de los legisladores”.

El auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, advirtió a los legisladores que la ASF “debe mantener siempre separados por carriles técnico y político” en el ejerció de la fiscalización.

Dijo que la ASF debe mantener siempre su independencia y alejarse de “los intereses de la arena política”, para conservar lo que le ha dotado de credibilidad”.