'La Barbie' es sentenciado a casi 50 años en Estados Unidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'La Barbie' es sentenciado a casi 50 años en Estados Unidos

COMPARTIR

···

'La Barbie' es sentenciado a casi 50 años en Estados Unidos

Edgar Valdez Villarreal fue acusado de tráfico de drogas y lavado dinero. Una corte de Atlanta también le impuso una multa de 192 millones de dólares.

11/06/2018
Actualización 11/06/2018 - 15:39

ATLANTA.- Un juez de Atlanta sentenció este lunes a 49 años de cárcel al exfutbolista de una escuela de Texas que libró una sangrienta lucha por el control de un cártel mexicano del narcotráfico.

Edgar Valdez Villarreal, conocido como 'La Barbie' por su complexión y ojos claros, también tendrá que pagar 192 millones de dólares.

Valdez, de 44 años, fue acusado de trasladar camiones llenos de cocaína de México al oriente de Estados Unidos, y de enviar millones de dólares en efectivo de regreso a México.

Fue arrestado en México en 2010 y estuvo entre las 13 personas que fueron extraditadas a Estados Unidos en septiembre de 2015 para enfrentar cargos. Se declaró culpable en enero de 2016 a los cargos de asociación delictuosa para importar y distribuir cocaína, y para lavar dinero.

Valdez nació en Laredo, Texas, en la frontera mexicana. Su padre era propietario de un bar y un club nocturno, y vivía en una subdivisión de clase media poblada por agentes la de patrulla fronteriza, policías y bomberos.

Siendo adolescente, se convirtió en distribuidor de drogas callejero mientras era linebacker en el equipo de futbol en la secundaria Laredo United, y luego subió de nivel para convertirse en miembro del Cártel de los Beltrán Leyva durante una época en que los líderes de la pandilla eran asociados con Joaquín 'El Chapo' Guzmán y el Cártel de Sinaloa, dijeron los fiscales.

Llevaba una vida de abundancia, en la que usaba trajes elegantes y era propietario de casas en las partes más caras de la Ciudad de México. Pero su vida lujosa se vio amenazada cuando la Marina mató a su líder, Arturo Beltrán Leyva, durante un enfrentamiento con armas de fuego en Cuernavaca en diciembre de 2009.

Valdez y el hermano de Beltrán Leyva, Héctor, iniciaron una batalla sangrienta para tomar el control, en la que se dejaron cuerpos desmembrados y decapitados en las calles, con frecuencia colgados de puentes en Cuernavaca y Acapulco junto con mensajes amenazantes.

La Policía Federal mexicana entrenada en Estados Unidos arrestó a Valdez y a cuatro más en una casa vacacional en las afueras de la Ciudad de México en agosto de 2010. En ese momento, el entonces presidente de México Felipe Calderón calificó a Valdez de “uno de los criminales más buscados en México y en el extranjero”.

Un supuesto socio de Valdez, Carlos Montemayor González, fue extraditado junto con él y también se enfrenta a cargos. Se ha declarado no culpable y su caso está en espera.