Nacional

Juez ordena a 'Don Neto' indeminzar a familiares de 'Kiki' Camarena

El hijo del agente de la DEA, asesinado en 1985, en  recibirá la cantidad de 10 millones de pesos y una cantidad equivalente obtendrán la esposa y los cinco hijos del piloto aviador de la extinta Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos.
Redacción
13 enero 2017 15:54 Última actualización 13 enero 2017 15:56
dinero en una mesa

dvdfd

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal ordenó pagar una indemnización de 29 millones de pesos a los familiares del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena Salazar y al piloto de la extinta Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, Alfredo Zavala Avelar.

La indemnización, según la información difundida por el Consejo de la Judicatura Federal, deberá ser cubierta por Ernesto Fonseca Don Neto, fundador del Cártel de Guadalajara.

De esta forma, el hijo del agente de la DEA, asesinado en 1985, recibirá la cantidad de 10 millones de pesos y una cantidad equivalente obtendrán la esposa y los cinco hijos del piloto aviador.

En este último caso a la esposa se le entregarán 2 millones 500 mil pesos y a cada uno de los cinco hijos un millón 500 mil pesos.

Adicionalmente cada familia recibirá 4 mil 802.40, pesos por concepto de gastos funerarios y 400 mil 200 por indemnización.

El Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco ordenó a Ernesto Fonseca para que en el plazo de cinco días, acredite haber cubierto ante la autoridad hacendaria dicho pago.

El juez federal sustentó su fallo en jurisprudencia del Alto Tribunal Mexicano, así como de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como en normas y tratados internacionales suscritos por México.

En la sentencia se puntualiza el derecho que tiene la víctima a recibir una “justa indemnización”, pues solo así se alcanzan los objetivos fundamentales en materia de retribución social.

El comunicado señala que Don Neto ordenó la privación de la libertad de las víctimas y su asesinato y que cuenta con una situación económica alta, al dirigir un grupo criminal dedicado al narcotráfico.