Jueces no son ajenos a pérdida de confianza ciudadana: SCJN
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Jueces no son ajenos a pérdida de confianza ciudadana: SCJN

COMPARTIR

···

Jueces no son ajenos a pérdida de confianza ciudadana: SCJN

Fernando Franco González-Salas dijo que los juzgadores deben asumir, de manera autocrítica, lo que les corresponde y tomar medidas para combatir esa pérdida de confianza.

David Saúl Vela
26/06/2018

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de escándalos de violencia y corrupción que vive el país e instituciones como el Poder Judicial, el ministro Fernando Franco González-Salas llamó a los jueces del país a adoptar acciones para que su conducta sea escrupulosamente pulcra, con absoluta probidad y sobriedad.

Durante una ceremonia solemne celebrada en el Salón de Plenos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que se designó a 10 nuevos jueces de Distrito, el Franco González-Salas advirtió que de la situación que atraviesa el país, también impacta a los impartidores de justicia.

“Nuestro país enfrenta una etapa ya larga marcada por violencia e inseguridad crecientes, fundamentalmente producida por un crimen organizado cada vez más extendido que hoy rebasan nuestras fronteras y que no ha podido ser controlado”, dijo el ministro quien fungió como único orador de la ceremonia.

Asimismo, enumeró otras situaciones y fenómenos como la creciente corrupción e impunidad, (de la cual no es ajeno el propio Poder Judicial de la Federación), así como la desafortunada realidad económica social de un pueblo con lacerantes niveles de desigualdad.

“Todos esos fenómenos que retan y ponen en riesgo al Estado de Derecho y a las instituciones, no se puede ni debe soslayar, tampoco que todo esto ha impactado fuertemente a importantes sectores de la sociedad que se sienten agraviados”, dijo ante los plenos de la SCJN y Consejo de la Judicatura.

Recordó que hay muchos mexicanos que dudan de la eficacia de las instituciones para enfrentar esos fenómenos o de plano han perdido su confianza en ellas.

“Las y los encargados de impartir justicia no somos ajenos a esa percepción o pérdida de confianza en las instituciones, tampoco lo son quiénes las integramos”, y agregó que lo juzgadores deben asumir, de manera autocrítica, lo que les corresponde y tomar medidas para combatirlas.

“Es indispensable reformar reforzar nuestros sistemas internos de combate a la corrupción en cualquiera de sus niveles entre esas medidas para enfrentar la molestia a que me he referido que tienen muchos ciudadanos”, dijo.

Asimismo, consideró que en forma personal a los juzgadores les corresponde adoptar acciones para que su conducta, en lo público como en lo privado, sea escrupulosamente pulcra, con absoluta probidad y sobriedad.

“La confianza social en la judicatura tiene que ver indisolublemente con la forma de vida pública y personal de los juzgadores”, y dijo que en el ámbito profesional los juzgadores se legitiman con sentencias debidamente sustentadas en la Constitución y leyes secundarias.

Estimó que la tarea de los jueces se ha complicado notoriamente dado el impresionante número de reformas que ha tenido nuestra Constitución de manera creciente en las últimas tres décadas.

“Hoy nuestra Constitución, que sigue formalmente siendo la de 1917 es, en mi opinión, en realidad una nueva Constitución mucho más prolija y extensa en sus contenidos y a veces poco clara en alguno de sus aspectos”, dijo.

Por ello, insistió en que los jueces constitucionales tienen la enorme responsabilidad de, en sus ámbitos de competencia, interpretarla y aplicarla de tal manera que sus disposiciones se armonicen y cobre en plena vigencia.

“Éste es el tamaño del reto que enfrentarán”, dijo a los jueces que a partir de este martes se integrarán a alguno de los juzgados federales.

En el Poder Judicial no solo ha habido jueces asesinados, sino también graves actos de corrupción que ha llevado a la destitución de juzgadores e incluso, corrupción en la prueba para la selección de juzgadores.