Nacional

Jefes delegaciones de Morena piden autonomía a las alcaldías de la CDMX

Ricardo Monreal, a nombre de los delegados de Morena, dijo que en el anteproyecto de Constitución, se sostiene la fórmula de que las delegaciones sigan siendo órganos político-administrativos, sin autonomía de la jefatura de Gobierno.
Felipe Rodea
12 septiembre 2016 12:34 Última actualización 12 septiembre 2016 15:22
Ricardo Monreal y Pablo Moctezuma

Ricardo Monreal y Pablo Moctezuma, jefes delegacionales de Cuauhtémoc y Azcapotzalco, respectivamente. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- A nombre de los cinco jefes delegacionales de Morena, el titular de la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, consideró “contrarrevolucionario” el anteproyecto de Constitución de la Ciudad de México, pues sostiene la antigua fórmula de que las delegaciones sigan siendo órganos político-administrativos, sin autonomía de la jefatura de Gobierno.

Aseguró que la desigualdad regional en la ciudad no puede ser resuelta mediante la centralización de recursos, por lo que demandó autonomía para las alcaldías y puedan cobrar impuestos como el predial y dar permisos para la construcción de inmuebles, además de tener control sobre la policía local, entre otras acciones.

Acompañado por el jefe delegacional de Azcapotzalco, Monreal Ávila afirmó que “de la base del municipio libre, establecida en el artículo 115 constitucional, debe partir la discusión de un genuino constituyente, pues en esta unidad política fundamental se inicia nuestra crítica a la reforma que da vida a la Ciudad de México, y es en las diferencias entre estas bases y principios del municipio y la alcaldía donde surge el señalamiento de retroceso en la vida democrática de esta capital en la propuesta”.

Afirmó que las alcaldías propuestas por la carta magna capitalina deben tener los mismos derechos que los municipios, pues el trato administrativo dado a las delegaciones es la máxima prueba de esta debilidad.

Por ello dijo que junto con los otros cuatro delegados de Morena, y esperando que se sumen los jefes delegacionales de otros partidos buscan formar un frente que se oponga a la centralización administrativa que han padecido las demarcaciones políticas para que se conviertan en alcaldías autónomas en sus decisiones administrativas y presupuestales.