Nacional

INM deporta a 91 cubanos tras fin de política 'pies secos, pies mojados'

El instituto dijo que los 91 migrantes -20 mujeres y 71 hombres - fueron reconocidos por las autoridades de Cuba como sus ciudadanos por lo que fueron retornados en un avión de la Policía Federal.
Corresponsal Ángeles Mariscal
20 enero 2017 12:37 Última actualización 20 enero 2017 12:37
cubanos

(AP)

TUXTLA GUTIÉRREZ.- Con el argumento de que Cuba reconoció como sus ciudadanos a 91 migrantes que llegaron a México y solicitaron a autoridades migratorias un “pase de salida” para llegar vía terrestre a Estados Unidos, el Instituto Nacional de Migración (INM) le negó el recurso y los deportó.

Antes que Estados Unidos diera por terminada a la política conocida como “pies mojados, pies secos” -que permitía a los cubanos que tocaran suelo estadounidense residir de manera legal en el país-, a los cubanos que llegaban a México, autoridades migratorias les entregaban un “pase de salida” que les permitía, en un plazo de 20 días, recorrer el país para llegar a la frontera norte.

La única salvedad para negarles el pase de salida, era si los migrantes eran requeridos por el gobierno de Cuba, si es que tenían que saldar recursos legales o penales pendientes en su país de origen.

Ahora, de acuerdo al comunicado 3/17 del INM, bastó que el Consulado General de Cuba realizara un reconocimiento de nacionalidad, para que México les negara el pase de salida a 91 migrantes cubanos, y los deportara a la isla.

El documento refiere que tras llegar a Chiapas, los 91 extranjeros -20 mujeres y 71 varones- fueron presentados a la autoridad migratoria y al estar administrativamente irregulares en territorio mexicano, fueron retornados a su país de origen en un avión de la Policía Federal.

El INM argumentó que el oficio de salida, previsto en la Ley de Migración, “es una medida de facilitación que se les brinda a los extranjeros que no tienen un reconocimiento de nacionalidad de las autoridades de sus países, y que les brinda la posibilidad de transitar durante 20 días legalmente por territorio nacional para que puedan regularizar su situación migratoria en México o salir del país”.

Esta es la primer deportación masiva de migrantes cubanos que se realiza tras la nueva política migratoria estadounidense.