Nacional

INE solicita ejecutar programas sociales sin fines electorales

El organismo señaló que la modificación y utilización de los padrones de beneficiarios de los programas sociales con fines distintos a sus reglas de operación con el objeto de promocionar a cualquier gobierno, partido político o candidato afecta la equidad y el efectivo ejercicio del derecho al voto libre.
Heriberta Ferrer
17 febrero 2015 15:49 Última actualización 17 febrero 2015 15:52
(Edgar López)

(Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO. Para asegurar el cumplimiento del sistema político-electoral vigente que prohíbe el uso parcial de los recursos públicos en beneficio de un partido político o en detrimento de algún contendiente electoral, el Instituto Nacional Electoral solicitará a los tres niveles de gobierno ejecutar los programas sociales sin fines electorales.

La autoridad electoral señala que la modificación y utilización de los padrones de beneficiarios de los programas sociales con fines distintos a sus reglas de operación con el objeto de promocionar a cualquier gobierno, partido político o candidato afecta la equidad y el efectivo ejercicio del derecho al voto libre.

A petición de la consejera electoral Pamela San Martín, el Consejo General del INE podrá en la sesión de mañana miércoles la discusión de un proyecto de acuerdo para solicitar la colaboración y el apoyo del Ejecutivo federal, los Ejecutivos locales, presidentes municipales y jefes delegacionales.

El acuerdo solicita a los titulares de gobierno “implementen las medidas necesarias para garantizar que la ejecución y reparto de los bienes, servicios y recursos de los programas sociales bajo su responsabilidad, se apegue a su objeto y reglas de operación 2015, evitando en todo momento, su uso con fines electorales”.

Asimismo, considera que la inclusión de elementos visuales, auditivos, imágenes, nombres, lemas, frases, expresiones, mensajes o símbolos que conlleven “velada, implícitamente o explícitamente la promoción de un gobierno o sus logros en el marco de la ejecución o entrega de los bienes, servicios y recursos de los programas sociales, es contraria al principio de imparcialidad”.