Nacional

INE acepta que Tamaulipas es foco rojo

El consejero electoral Enrique Andrade reconoció que en algunas zonas de la entidad los capacitadores del INE tuvieron que trabajar en parejas para evitar riesgos de seguridad; además, hubo problemas de reclutamiento.
Nayeli Cortés
22 mayo 2016 22:52 Última actualización 23 mayo 2016 4:55
Enrique Andrade, consejero del INE. (Tomada de @gerardodeicaza)

Enrique Andrade, consejero del INE. (Tomada de @gerardodeicaza)

Para la elección del 5 de junio, el INE enfrentó problemas para reclutar a funcionarios de casilla en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y en algunas zonas del estado sus capacitadores tuvieron que trabajar en parejas para evitar riesgos de seguridad, reconoció el consejero electoral, Enrique Andrade.

En entrevista, confió en que los comicios para gobernador transcurran en calma y, de registrarse incidentes, recordó que los presidentes de casilla tienen la facultad de solicitar el apoyo de la fuerza pública.

El problema del reclutamiento en esa ciudad fronteriza, dijo, fue superior incluso a lo enfrentado en Hidalgo, Villagrán y Mainero, municipios que, al conectar Ciudad Victoria y Monterrey (Nuevo León), son usados para el trasiego de droga o en Reynosa, donde en los últimos meses se han registrado enfrentamientos entre fuerzas federales y el Cártel del Golfo.

“En Nuevo Laredo es donde nos costó un poco de trabajo tener a los funcionarios de casilla. Prácticamente tenemos el total de todas las casillas, ya sólo faltan el 0.27 por ciento de funcionarios que tenemos en casilla C, que es donde solamente tenemos a los funcionarios de casilla necesarios, pero no son sobran”, indicó.


Sin embargo, informó que en algunas zonas del estado debieron aplicar parte del protocolo de seguridad aprobado por el INE en 2015 y que consiste en enviar en pareja a los trabajadores del instituto que acuden a los domicilios de los ciudadanos a pedirles que sean funcionarios de casilla.

“Ellos llevan distintivos claros cuando visitan a los posibles funcionarios: gorra, playera y gafete. Ahora se decidió que en algunas partes fueran en parejas, como ocurre cuando hay alguna situación de cuidado, pero, hasta ahora, no ha habido necesidad de recurrir a la fuerza pública”, indicó.

Pese a los problemas, como el ocurrido hace seis años a Rodolfo Torre, candidato priista a gobernador que fue asesinado, y que hoy han hecho renunciar a más de 100 candidatos, Andrade confía en que la jornada electoral sea tranquila.