Indocumentada mexicana demanda a EU
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Indocumentada mexicana demanda a EU

COMPARTIR

···
Nacional

Indocumentada mexicana demanda a EU

La madre de seis hijos que vive en Chicago, acusa al gobierno de no seguir el debido proceso en su primera deportación. Se encuentra refugiada en una Iglesia.

Redacción 
21/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Desde hace tres meses, Francisca Lino, una indocumentada mexicana, vive refugiada en una iglesia de Chicago, Illinois, para evitar su deportación; ante ello, demandó al gobierno de Estados Unidos.

El cargo que demanda es violación a los derechos civiles, con el argumento de que el gobierno de Estados Unidos quebrantó sus derechos bajo la Quinta Enmienda de la Constitución, ya que la primera vez que ingresó a Estados Unidos fue deportada sin el debido proceso.

Su detención y deportación en 1999, ocasionó que la madre de seis hijos no fuera elegible para ser residente legal en Estados Unidos, luego de contraer matrimonio con un estadunidense, por lo que le causó "la pérdida de la libertad, estrés, ansiedad y el desplazamiento físico", según sus abogados.

Después de que su primer intento de ingresar al país, Lino volvió a cruzar la frontera, esta vez con éxito y se asentó en Chicago, donde luego se casó con un ciudadano estadunidense.

,,

La pareja tiene cuatro hijos, más otros dos de relaciones anteriores. Las autoridades migratorias la volvieron a identificar en 2005, durante una entrevista para obtener su residencia permanente o “green card”, en la que no reveló que había sido deportada.

Sin embargo, Chris Bergin, abogado de Lino, dijo que su cliente había sido víctima de un fraude notarial al llenar la solicitud de residencia y que ella había sido honesta con los funcionarios de inmigración desde el principio.

Además explicó que planea usar la demanda interpuesta esta semana para argumentar a favor de una moción de permanencia, a fin de que la mexicana pueda quedarse en el país mientras su querella está pendiente.

En agosto pasado en vez de entregarse a las autoridades migratorias cuando las éstas pretendían ejecutar una orden de deportación, la madre de seis hijos se refugió en la Iglesia Metodista Unida Adalberto.