Independencia judicial no es una prerrogativa ni un privilegio: Aguilar Morales
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Independencia judicial no es una prerrogativa ni un privilegio: Aguilar Morales

COMPARTIR

···

Independencia judicial no es una prerrogativa ni un privilegio: Aguilar Morales

La independencia, dijo, es un requisito para que los juzgadores puedan ejercer su función de guardianes del Estado de Derecho, derechos humanos y libertades fundamentales.

David Saúl Vela
08/11/2018
Luis María Aguilar, ministro presidente de la SCJN.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- Luis María Aguilar Morales, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y Consejo de la Judicatura Federal, alzó la voz en defensa de la independencia judicial, tema que lleva aparejado a los criticados salarios a ministros, magistrados y jueces federales.

Durante la entrega de reconocimientos por antigüedad a servidores públicos de la Corte, el ministro dijo que la independencia judicial no es una prerrogativa ni un privilegio en beneficio de los juzgadores.

Se trata, agregó, de un requisito para que los juzgadores puedan ejercer su función de guardianes del Estado de Derecho, derechos humanos y libertades fundamentales de las personas.

“La independencia del Poder Judicial debería ser considerada por todos los ciudadanos como una garantía de verdad, libertad, respeto de los derechos humanos y justicia imparcial, libre de influencias externas, de ningún tipo.

La independencia del Poder Judicial es, por tanto, un corolario del principio democrático de la separación de poderes, en virtud del cual los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial constituyen tres ramas separadas e independientes del Estado”, aseguró.

Por ello, exhortó a los juzgadores federales a que sigan trabajando para lograr en nuestro país el cumplimiento de la Constitución.

“Cumplamos con la Constitución y los principios y derechos humanos que contiene, para que todo el entramado institucional del Estado esté al servicio de la gente, trabajando hombro con hombro, unidos, en el marco de nuestras atribuciones, para vivir con paz, con seguridad, con respeto, con dignidad. Hagamos lo que nos corresponde; hagámoslo por México”.

En la ceremonia recibieron reconocimientos 539 servidores públicos, 255 mujeres y 284 hombres, entre ellos, los ministros José Ramón Cossío Díaz y Norma Lucía Piña Hernández, quienes cumplieron 20 y 30 años de servicio, respectivamente.

“Son el alma de la Suprema Corte; gracias a ustedes, y a su labor cotidiana, construimos y luchamos por consolidar un Poder Judicial que cumpla con sus atribuciones en beneficio de la sociedad, de la mejor manera posible”, les dijo.

Agregó que de cada uno de ello depende la preservación y el fortalecimiento del Estado de Derecho.

“Y si aspiramos a preservar y consolidar el Estado de Derecho, debemos partir del fortalecimiento de la cultura del cumplimiento de nuestra Ley Fundamental, y proseguir así con nuestra labor como servidores públicos”, agregó.

En el presídium también estuvieron la ministra Margarita Luna Ramos, y los ministros José Fernando Franco González Salas y Javier Laynez Potisek, así como el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial de la Federación, Jesús Gilberto González Pimentel.