Nacional

Incluso a 600 grados se puede calcinar un cuerpo: investigadora de la UNAM

Margarita García, bióloga e investigadora de la Facultad de Odontología de la UNAM, dijo que los cuerpos pueden ser calcinados pero los huesos y los dientes permanecen duros. 
Héctor Gutiérrez
08 septiembre 2015 23:9 Última actualización 09 septiembre 2015 5:0
Hoy al lugar arribó el procurador de Justicia, Murillo Karam, para supervisar las tareas de investigación. (Cuartoscuro)

Los normalistas sí pudieron ser quemados, pero no sus huesos. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Margarita García, bióloga e investigadora de la Facultad de Odontología de la UNAM, aseguró que es posible incinerar un cuerpo a una temperatura mil 600 grados centígrados como lo dijo en enero el exprocurador Jesús Murillo Karam.

“Aunque en este caso los huesos y los dientes permanecen duros y sería necesario utilizar un molino para hacerlos polvo, la piel y los tejidos blandos sí pueden incinerarse”, aseguró a El Financiero.

Explicó que “en ratas de laboratorio, observamos que, en un ambiente controlado como es un horno, los tejidos blandos del animal empiezan a calcinarse a los 600 grados, aunque los huesos más duros no se pueden calcinar”.

No obstante, dijo que, “aunque es difícil aventurar una teoría sobre el caso de los normalistas de Ayotzinapa, cuesta trabajo imaginar que nadie del equipo de investigadores de la PGR haya encontrado siquiera un pequeño fragmento de alguna osamenta; pero, bueno, todo es posible”.

Sobre los restos humanos que fueron enviados a la Universidad de Innsbruk, para tratar de encontrar restos de ADN, dijo: “pienso que es casi imposible, pues una vez que los huesos fueron expuestos a altas temperaturas lo primero que se pierde es el material genético”.