Nacional

IFAI obliga a Segob a borrar datos biométricos de niños de su fallida base

Segob se había negado eliminar la información argumentando que los padres de los menores habían otorgado su consentimiento para tomar los datos de los infantes  y usarlos en la cédula del Sistema de Identificación Nacional; la dependencia cuenta con 10 días hábiles más para informar  que los datos han sido borrados.
Edgar Sigler
25 marzo 2015 13:46 Última actualización 25 marzo 2015 13:46
  [La medida dota de mayor autonomía al IFAI./Cuartoscuro] 

[La medida dota de mayor autonomía al IFAI./Cuartoscuro]

CIUDAD DE MÉXICO. La Secretaría de Gobernación (Segob) deberá borrar información recabada a niños a los que les tomaron datos biométricos durante 2012 como parte del fallido programa para la creación de la cédula del Sistema de Identificación Nacional, determinó este miércoles el pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).

Segob se había negado eliminar la información argumentando que los padres de los menores habían otorgado su consentimiento para tomar los datos de los infantes; sin embargo, los comisionados del IFAI determinaron que esta aprobación no suponía un aval “escrito en piedra” para que la retuvieran, por lo que los tutores tenían el derecho de retirarla.

El pleno del IFAI votó por unanimidad el recurso RPD 0078/15 que revoca la respuesta de la Segob, y le exige atender a la petición de borrar los datos biométricos de los menores.

El comisionado Javier Acuña, ponente del tema, recordó que han existido 12 solicitudes más ante la Segob para eliminar datos de menores por la expedición de esta cédula, pero todos desistieron, con lo cual se debe ser consecuente con el recurso que sí llegó al final de las instancias, y otorgar la protección a los particulares.

“Están ahí a la más exposición porque si es cierto que ha habido muchas reuniones pero no ha habido definición de qué se va a hacer”, expresó el comisionado, Óscar Guerra Ford.

Recordó que se tomaron cerca de 6 millones de datos de niños y jóvenes, sólo el 5.3 por ciento de la población objetivo, de un programa que quedó trunco, y cuya finalidad aún no se conoce, por lo que la solicitante tiene todo el derecho de pedir la eliminación de los datos de un plan que ni siquiera cuenta con un objetivo definido ahora.

La madre de los menores que solicitó la eliminación tendrá 10 días hábiles para acreditar que es la tutora de los niños ante la Segob, y luego la dependencia contará con 10 días hábiles más para informar a la particular que los datos han sido borrados la información biométrica.