“Hacerse invisibles”, táctica de ilegales para evitar la migra
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Hacerse invisibles”, táctica de ilegales para evitar la migra

COMPARTIR

···
Nacional

“Hacerse invisibles”, táctica de ilegales para evitar la migra

María, decidió irse de Estados Unidos, es 'nanny' en California y cuida a una pequeña de siete años, a quien no le cae bien el presidente Donald Trump. “A mí me dijo la niña: ‘yo no quiero a Trump, porque no quiere a la gente como tú. Y yo te quiero’”, cuenta.

Mariana León 
23/02/2017

CIUDAD DE MÉXICO.- María dejó México hace cinco años porque dijo que en el país “se hizo vieja”. Es contadora y por su edad, 45 años, nadie quiso darle trabajo, así que decidió irse a Estados Unidos. Entró legal, con visa y pasaporte, pero se quedó y comenzó a trabajar. Ahora gana más dinero del que alguna vez ganó aquí.

Ella es nanny en California y cuida a una pequeña de siete años, a quien no le cae bien el presidente Donald Trump. “A mí me dijo la niña: ‘yo no quiero a Trump, porque no quiere a la gente como tú. Y yo te quiero’”, cuenta.

María dice que ahora quienes no han legalizado su situación ya se empiezan a preocupar, pero los inmigrantes sin papeles hacen trabajos indispensables para los americanos. “La gente se cambia de casa, pasa de un estado a otro. Tiene miedo. No sabemos lo que va a pasar. Yo trabajo de nanny. Habemos miles de niñeras, housekeepers, jardineros, quienes limpian las albercas. En esos sectores todos somos ilegales. Nunca vas a ver a una americana haciendo el trabajo de nanny”.

Para ella, la solución de quienes no tienen papeles es hacerse invisibles. “Yo tomo clases de inglés y mi profesor nos dijo: tienen que ser invisibles. ¿Cómo se hace uno invisible? Seguir haciendo la vida normal y no cometer ningún delito porque si tu tienes una infracción por manejar te pueden deportar”.

,,

María ya comienza a pensar en un “plan B”, sacar sus ahorros y prepararse para alguna contingencia, pero su intención es quedarse. “Mi vida está en México, ahí están mis hijos. Tengo una casa, pero si tengo la oportunidad no regreso a México, prefiero ir a Canadá, a Nueva Zelanda. Buscar otra opción”.

Mientras, en Nueva York, César tampoco tiene la intención de regresar; desde los 11 años cuando era un niño viviendo en Tlaxcala, soñaba con llegar a esta ciudad y quiere quedarse.

Su sueño se hizo realidad hace diez años, cuando caminó por primera vez en Manhattan. “Cuando por fin pude caminar en Nueva York me sentí muy feliz. Pero fue intimidante, porque todo costaba muy caro”.

Decidido a hacer su vida en Estados Unidos comenzó a trabajar en dos empleos a la vez. Pero ahora las cosas han cambiado. Asegura que las redadas se escuchan más frecuentemente. “Hace dos días, ICE hizo un operativo en Nueva Jersey, intentaron agarrar a un señora…pero se les escapó ”.

Otros de sus amigos ya han sido deportados, pero a César lo que le da más miedo es que lo detengan en la calle, que todas sus cosas se queden en Nueva York. “Aquí tengo mi vida, tengo mucha inversión en herramienta, si me detienen perdería todo, perdería mis cosas, me sentiría muy mal”, dice.

Hace unas semanas, Manuel regresó a México, después de más de 15 años de vivir en Nueva York. Él dice que sin visa ya no regresa, porque los coyotes están muy caros.

“Desde que comenzó a escucharse de Trump, que podía ser candidato, yo pensaba en regresar. Hablé con mis hermanos, les dije que no estábamos haciendo dinero para mejorar, para comprar cosas, que estábamos viviendo al día”.

Con el dinero que Manuel hizo en Estados Unidos, regresó a vivir al Estado de México y se compró dos taxis. “Ya voy ganando dinero. Me he cuestionado si voy a regresar…pero con visa, con coyote ya no”.

,