Nacional

Liberan a reporteros retenidos en Nochixtlán

Dos trabajadores de TV Azteca que cubrían los incidentes registrados en Nochixtlán fueron retenidos por habitantes de la localidad, quienes demandaron que la televisora transmita imágenes de los disparos efectuados por policías. Pasadas las 23:00 horas, fueron liberados.
Notimex
21 junio 2016 23:1 Última actualización 21 junio 2016 23:30
[Azteca señaló que Dish no cumple con el requisito de cubrri más del 50% del territorio nacional./Bloomberg]

[Azteca señaló que Dish no cumple con el requisito de cubrri más del 50% del territorio nacional./Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Pobladores de Nochixtlán, Oaxaca, retuvieron a un camarógrafo y un editor de TV Azteca que cubrían los bloqueos carreteros en la zona. A cambio de su liberación, pidieron tiempo aire en el noticiero estelar de la televisora.

En su portal de internet, la empresa informó que pasadas las 23:00 horas, los reporteros fueron liberados.

El camarógrafo Fernando Albarrán y el editor Pedro Cortés fueron privados de su libertad alrededor de las seis de la tarde, por pobladores de la zona. Tiempo después, comenzó a circular un mensaje por Whatsapp en el que aseguraban que los liberarían únicamente a cambio de que TV Azteca transmitiera imágenes, tomadas por el equipo de periodistas, de la zona en donde, acusan, la Policía Federal habría emitido disparos con arma de fuego.

En su noticiero, Javier Alatorre, titular del espacio estelar de Azteca Noticias, informó de los hechos y aseguró: “Nosotros no vamos a responder a presiones y a chantajes”.

“Entendemos el periodismo bajo la premisa de una absoluta libertad de prensa. En el momento en que se priva de la libertad a dos periodistas, el periodismo deja de existir”, agregó.

Finalmente, Alatorre a nombre de TV Azteca, responsabilizó a “los autores de tan atroz crimen” de cualquier cosa que le pudiera pasar a los periodistas retenidos y dio a conocer que se levantaron denuncias ante la Secretaría de Gobernación, la Procuraduría General de la República, el Gobierno del estado de Oaxaca, la Comisión Nacional de Seguridad, la Policía Federal y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.