Nacional

Guillermo Anaya reconoce operación electoral en Coahuila

En dos conversaciones, una con el senador Luis Fernando Salazar, exaspirante a la candidatura, y otra con un personaje desconocido, el candidato del PAN expresó su molestia pues operadores no sólo no quieren implementar la estrategia, sino que se roban el dinero.
Magali Juárez
03 mayo 2017 9:30 Última actualización 03 mayo 2017 9:31
Guillermo Anaya Llamas

(Archivo/Cuartoscuro)

La operación para la movilización electoral y la compra de votos con la estrategia "Lavadero con Tarjetas" del candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila, Guillermo Anaya Llamas, es objeto de sabotaje por parte de sus propios operadores políticos.

Así lo reconoció el abanderado panista en dos conversaciones telefónicas, una con el senador Luis Fernando Salazar, exaspirante a la candidatura y supuesto responsable de la estrategia, y otra con un personaje desconocido, en las cuales expresó su molestia porque los operadores no sólo no quieren implementar la estrategia, sino que se roban el dinero.

En el audio de las conversaciones que circula en redes sociales, Anaya Llamas subrayó que si existe caos entre las estructuras de quienes participan en la operación de su campaña no es por casualidad, sino que es provocado por los mismos líderes.

En la supuesta platica con el senador Salazar, el candidato del PAN a la gubernatura reclamó que los operadores políticos no quieran apegarse a la nueva estrategia para la movilización electoral, busquen mantener sus viejos esquemas y de paso quedarse con el dinero que se invierte para la operación.

"Esto es un caos originado, no es obra de casualidades, es porque no creen en el sistema (...). Ellos traen el antiguo, el de amarres, el que siempre se había utilizado, 'yo traigo 10, yo traigo 20, yo traigo 30, necesito tanto y tal, yo soy el operador, así funciona, así ha funcionado y tal, qué me van a venir a enseñar' (...). Esto lo originan porque están mezclando las estructuras con los consejos, una, dos, se quieren chingar la lana así a la brava", aseveró.

Ante la situación, Anaya Llamas admitió que "hay que tener paciencia, pastura e inteligencia".

La operación "Lavadero con Tarjetas" presuntamente lleva invertidos 70 millones de pesos para el pago de seis mil activistas electorales y ya fue denunciada ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).