Nacional

Guerrero rechaza responsabilidad en crematorio clandestino

Felipe de Jesús Kuri Sánchez, subsecretario de Salud, Control y Fomento Sanitario de Guerrero, aseveró que el negocio Cremaciones del Pacifico, donde fueron encontrados 60 cuerpos, estaba perfectamente regulado para su operación.
Enrique Villagómez/ Corresponsal
23 febrero 2015 18:2 Última actualización 23 febrero 2015 18:2
Cuerpos en crematorio abandonado en Acapulco, Guerrero

Los cuerpos fueron hallados en el crematorio abandonado en Acapulco, Guerrero, gracias a llamadas anónimas. (Cuartoscuro)

ACAPULCO.- El sector salud de Guerrero se deslindó de cualquier responsabilidad sobre los 60 cuerpos abandonados en un crematorio localizado en la zona conurbada de Acapulco.

“Quiero decirles que el negocio Cremaciones del Pacifico S.A de C.V. estaba perfectamente regulado para su operación”, señaló de forma categórica el subsecretario de Salud, Control y Fomento Sanitario del gobierno de Guerrero, Felipe de Jesús Kuri Sánchez, quien no abundó en más detalles.

En breve entrevista que concedió luego de comparecer por más de tres horas ante la Fiscalía Regional del Estado (FGE) por el caso del crematorio, el funcionario dijo que corresponderá a las autoridades ministeriales deslindar las responsabilidades sobre el delito de fraude que es el que se está investigando.

El pasado 5 de febrero fueron localizados 60 cuerpos dentro de las instalaciones del negocio denominado Cremaciones del Pacifico S.A. de C.V; propiedad de Guillermo Estua Zardain, mismo que hasta el momento no ha sido localizado por la Fiscalía General de Guerrero.

Kuri Sánchez estaba citado originalmente para comparecer ante la Fiscalía Regional desde el pasado viernes, pero en esa ocasión mandó a su abogado para que lo representara. Sin embargo, este lunes llegó a dichas instalaciones de donde salió tres horas después, sin dar muchos detalles sobre su comparecencia.

“Desde mi punto de vista, el sector salud no incurrió en ningún tipo de responsabilidad u omisión. Claramente quien falló fue el propietario de ese crematorio y es él quien debe responder a las autoridades y a los familiares de esos cuerpos. Solamente una mente enferma podría haber hecho eso”, dijo.