Nacional

Graco acusa a empresarios de bloquear plantas recicladoras

El gobernador de Morelos aseguró que la Estrategia de Gestión Integral de Residuos Sólidos del Estado buscaba terminar con la contaminación que generan los rellenos sanitarios, además de avanzar en sustentabilidad y reciclaje de basura.
Edmundo Salgado/Corresponsal
31 agosto 2015 12:18 Última actualización 31 agosto 2015 12:19
Graco Luis Ramírez Garrido Abreu. (Cuartoscuro/Archivo)

Políticos mexicanos

CUERNAVACA. El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, acusó al presidente de la Confederación Nacional de Industriales de Metales y Recicladores, Fernando Aristegui Pineda, de manipular a más de 40 mil pepenadores para frenar la construcción de plantas tratadoras y recicladoras de basura que sustituirían a los tiraderos a cielo abierto.

Y es que este fin de semana, los diputados del Congreso local rechazaron la iniciativa mediante la cual los ayuntamientos cedían al Ejecutivo la responsabilidad para la disposición final de la basura y que permitiría a la empresa con sede en Hidalgo y propiedad de Guillermo Álvarez Cuevas, Cooperativa Cruz Azul, construir plantas separadoras de basura. 

Ante tal situación, Graco Ramírez lamentó la decisión de los legisladores y criticó las movilizaciones de los integrantes de la Confederación Nacional de Industriales de Metales y Recicladores, quienes por órdenes de Aristegui Pineda bloquearon calles, tomaron el Congreso y cerraron la autopista México-Acapulco.

El gobernador de Morelos aseguró que la Estrategia de Gestión Integral de Residuos Sólidos del Estado buscaba terminar con la contaminación que generan los rellenos sanitarios, además de avanzar en el tema de sustentabilidad y reciclaje de basura.

Además, acusó a los líderes de  dicha confederación de explotar a los 40 mil pepenadores de la entidad y movilizarlos bajo engaños para defender sus grupos de poder.

“Los caciques de la basura explotan a los pepenadores para su propio beneficio, por eso pretenden mantener los tiraderos a cielo abierto y continuar con la contaminación del suelo y aire”, señaló.

El mandatario rechazó que la propuesta tuviera la intención de privatizar la disposición final de la basura ya que los municipios se encargarían de la recolección.

Graco Ramírez aseguró que se afectaría a los recicladores y pepenadores ya que la estrategia impulsaría estas actividades a través de una correcta separación de metales, PET y algunos plásticos.