Nacional

Gobiernos panistas entregaron policía a crimen: Graco Ramírez

El gobernador de la entidad señaló que la implementación de la Policía del Mando Único fue tras dos periodos del PAN en el gobierno y en el que se encontró "un estado ajeno y refugio de los más grandes delincuentes, una crisis de tejido social profunda, en donde le habían entregado la policía a los delincuentes".
Edmundo Salgado/Corresponsal
27 abril 2015 9:17 Última actualización 27 abril 2015 9:17
Graco Luis Ramírez Garrido Abreu. (Cuartoscuro/Archivo)

Funcionarios públicos

CUERNAVACA. Los dos exgobernadores panistas en Morelos entregaron las corporaciones policíacas al crimen organizado, denunció el actual mandatario estatal, Graco Ramírez Garrido Abreu.

Y es que el perredista resaltó las acciones impulsadas por su administración en materia de seguridad, entre ellas la implementación de la Policía del Mando Único a través de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, ya que mandos de la exSecretaría de Seguridad estaban vinculados con la delincuencia.

Graco Ramírez
, a través de un comunicado, precisó que esta acción se debió por la falta de acciones para combatir a la delincuencia por parte del exgobernador de extracción panista, Sergio Estrada Cajigal Ramírez quien gobernó del 2000 al 2006, así como también por la omisión de quien continuó en el poder, Marco Adame Castillo.

"Cuando llegué a Morelos, tras dos periodos del PAN (Partido Acción Nacional), tras 12 años, me encontré un estado ajeno y refugio de los más grandes delincuentes, una crisis de tejido social profunda, en donde le habían entregado la policía a los delincuentes", dice el documento.

Agregó, que por ello fue necesaria la implementación de la Policía del Mando Único que ha disminuido de forma importante la incidencia delictiva, principalmente en secuestro y extorsión según cifras de la Secretaría de Gobernación.

Además, resaltó que se mejoró la cadena de justicia y se transformó la Fiscalía General del Estado para no sólo detener a los delincuentes, sino también llevarlos ante el Poder Judicial para ser juzgados mediante el sistema acusatorio-adversarial.