Nacional

Gobierno no caerá en chantajes, advierte Nuño a la CNTE 

El titular de la SEP dijo que “está muy clara la conducción del gobierno: un absoluto respeto a la ley, como lo dijo ayer el secretario de Gobernación, tendremos mano firme, es decir, aplicaremos la ley en toda dimensión y en toda justicia”.
Mariana León
25 mayo 2016 15:23 Última actualización 25 mayo 2016 15:24
Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de presidencia

Aurelio Nuño Mayer, jefe de la Oficina de presidencia. (Presidencia de la República)

CIUDAD DE MÉXICO.- Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, aseguró que el gobierno federal ya “no caerá” en los “chantajes” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

En un breve mensaje a medios, después de terminar un diálogo que sostuvo con alumnos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el aseguró que “la lucha [de la Coordinadora] busca ejercer presión a la autoridad para recuperar privilegios que han perdido, como la venta y herencia de plazas. Privilegios para dejar a los niños sin clases y a su vez generar presiones al gobierno y chantajes en los que ya no vamos a caer”.

Reiteró que al igual que el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), aplicará la política de “mano firme”. 

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) dijo que “está muy clara la conducción del gobierno: un absoluto respeto a la ley, como lo dijo ayer el secretario de Gobernación, tendremos mano firme, es decir, aplicaremos la ley en toda dimensión y en toda justicia. Porque lo que no se vale es seguir dejando a los niños sin clases”.

Hoy la Coordinadora volvió a movilizarse en la Ciudad de México para exigir el cumplimiento de su pliego petitorio de 11 puntos, donde está primero la derogación de la reforma educativa.

Antes, durante el encuentro con estudiantes y académicos, Aurelio Nuño, también hizo referencia a las causas por las cuales el magisterio disidente se sigue movilizando.

“La CNTE tenía antes el control de los maestros: no quiere perder esos privilegios. Estamos ante una inercia de 40 años y esta sustitución tiene su complejidad, pero es un camino en el que estamos firmes y vamos avanzando”.

Académicos del CIDE también polemizaron con el secretario de Educación preguntándole si estaría de acuerdo en que se aprobara un ley para que los servidores públicos se vieran obligados a mandar a sus hijos a las escuelas gratuitas del Estado.

Nuño Mayer respondió que eso violaría el derecho de cualquier persona a elegir su educación, pero afirmó que se debe garantizar que la enseñanza sea de calidad, sin importar el nivel socioeconómico de la población.

Todas las notas NACIONAL
Guerrero declara alerta por el paso de la tormenta tropical Dora
Violencia en Veracruz deja al menos 10 muertos este sábado
Fepade pide orden de aprehensión contra César Duarte
PRD aprobará hoy alianza con el PAN
Aristegui y sus colaboradores, espiados desde 2015: Camarena
AMLO promete que, si gana la presidencia, eliminará el espionaje
México y el mundo desfilan por la comunidad LGBT
Eva Cadena asistirá a debate sobre su desafuero
Harán peritaje a Centro de Iniciación Musical de Oaxaca
Empresas deben ‘salir del clóset’: Google
"Un gobierno que se contradice a sí mismo no es confiable", coinciden expertos en La Nota Dura
Me preocupó llamada de Presidencia: periodista de NYT
Hay posibilidad de que guatemaltecos reciban asilo en Campeche
César Duarte no compareció ante juez en Chihuahua
Sinaloa reforzará vigilancia con drones
Gobierno de Graco acusa al 'Cuau' de 'auto-robarse'
Paso de inmigrantes por México baja ante 'fenómeno Trump'
UNAM exige investigación sobre la presunta operación de cártel en CU
Explosión de cohetones dejan un muerto en Acambay, Edomex
Pemex tendrá que pagar los daños por incendio en refinería: Murat
César Duarte deberá comparecer este viernes en Chihuahua
España aprueba extradición de socio de Javier Duarte
Reabren autopista México-Querétaro tras atender fuga de gas
Más control al usar software de espías, reclama la ONU
La respuesta de México a Trump: sí hay violencia pero no somos el segundo lugar del mundo