Nacional

Gobierno de Oaxaca identifica a 6 muertos por Nochixtlán

El gobernador de Oaxaca dice que ninguna de las seis víctimas del enfrentamiento de este domingo eran profesores, sino integrantes de las organizaciones sociales que apoyan al magisterio.
Notimex
20 junio 2016 14:13 Última actualización 20 junio 2016 15:58
Gabino Cué

(Archivo/Cuartoscuro)

OAXACA.- El gobernador Gabino Cué informó este lunes que ya fueron identificadas las seis personas que murieron tras el enfrentamiento el domingo en el municipio de Nochixtlán.

En entrevista, dijo que la policía estatal en una primera intención quería abrir una vía vehicular bloqueada, pero luego un grupo de personas comenzó a lanzar piedras, cohetones y bombas molotov y luego detonó armas de fuego por lo que se hizo necesaria la intervención de las fuerzas federales armadas.

Señaló que en el enfrentamiento murieron Anselmo Cruz Aquino, de 33 años; Jesús Cadena Sánchez Meza, de 19 años; Iralvin Santiago Jiménez, de 29; Oscar Nicolás Santiago, de 22; Omar González Santiago, de 22; y Oscar Luna Aguilar o Abdel Aguilar Sanabria, de 23.

Añadió que ninguno de ellos es profesor, que se encontraban en el bloqueo y pertenecerían a organizaciones sociales que apoyan al magisterio.

Más temprano la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación dijo que eran ocho los muertos por el enfrentamiento. También reportó decenas de desaparecidos.

El sindicato, que actúa separado del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que es cercano al gobierno, denunció que más de 40 militantes que fueron detenidos por la Policía Federal no han podido ser localizados y anunciaron que retomarán este lunes sus movilizaciones.

"Lo que se vivió ayer fue realmente algo brutal, algo que no tiene nombre. Llegaron los de la Gendarmería, los de la PFP (cuerpos de Policía Federal) y ya iban armados y llegaron disparando, no mediaron palabra", dijo a Reuters Miguel Zurita, dirigente de la CNTE en Oaxaca.

El jefe de la Policía Federal, Enrique Galindo, aseguró este lunes que vivieron una emboscada y aseveró que en principio los uniformados no iban armados, sino que fue después cuando llegaron refuerzos armados para "repeler la agresión".

Se trató de una emboscada “muy estratégica porque comienzan también a envolvernos; se organiza mucha gente, una gran cantidad, se juntan, en un momento dado llegan hasta dos mil gentes a envolver a la policía", dijo Galindo.

Con información de Reuters