Nacional

Gasto contra adicciones, mayor al de Presidencia, SFP o ASF en 2015 

Un análisis del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, muestra que los recursos de las dichas dependencias oscilaron entre los mil 400 y dos mil 300 millones de pesos, por debajo del rubro para adicciones que fue de 2 mil 914 millones de pesos.
Jafet Tirado
18 noviembre 2015 15:4 Última actualización 18 noviembre 2015 15:44
Tabaquismo. (Cuartoscuro/Archivo)

Adicciones

CIUDAD DE MÉXICO. El gasto que destinó este año la Secretaria de Salud únicamente para atender sus unidades de prevención y atención de adicciones, es mayor que el presupuesto con el que cuenta la Secretaría de la Función Pública, la Oficina de la Presidencia o la Auditoria Superior de la Federación.

El monto para la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic), los Centros de Integración Juvenil (CIJ) y el Centro Nacional para la Prevención y Control de Adicciones, entre otros importantes programas, sumaron poco más de dos mil 914 millones de pesos.

Un análisis del Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, muestra que los recursos de las dependencias mencionadas oscilaron entre los mil 400 y dos mil 300 millones de pesos, cifras por debajo del rubro para adicciones, que también superó a otras instituciones como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (mil 415 mdp) el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación ( mil 020 mdp) o el Instituto Federal de Telecomunicaciones (dos mil mdp).

El reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a favor del uso lúdico de la mariguana, abrió a un debate sobre una posible legalización o apertura a su uso recreativo.

Y ello para los simpatizantes representa la disminución de la criminalización en consumidores menores y para los opositores, el colapso de un sistema de salud que no se da abasto para atender a un creciente número de adictos.

El análisis del PEF en salud muestra que los CIJ concentraron 22.4 por ciento de los casi tres mil millones de pesos destinados al rubro; mientras que el Centro Nacional representó una suma proporcional a 27.4 por ciento y el Conadic, alrededor de 1.8 por ciento.

Pero la mayor suma (48.2 por ciento restante) fue destinada en dos partidas presupuestales que no figuran dentro de los órganos antes mencionados. Para el área de Prevención y Atención de las adicciones, de la Dirección General de Epidemiologia, se repartió mil 403 millones y para el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, un millón 167 mil.

Los líderes del movimiento cannábico en México, como Leopoldo Rivera, dijo que de haber una apertura al uso de la mariguana lúdica,  crecería el número de personas que decidiría probarla, pero no serían criminalizados y que evitar aumente el número de adictos se deberán fortalecer las políticas de prevención.

Por su parte, Carmen Fernández, directora de los Centros de Integración Juvenil, consideró que al hacer más accesible algún tipo de droga, como en el caso del alcohol y el tabaco, hay mayor consumo, y este inicia en el 90 por ciento de los casos en la adolescencia.

“No nos oponemos para nada a que se use con fines médicos, que hay evidencias y estudios de que ayuda a algunos padecimientos. Pero de otra forma, estamos viendo una epidemia, cada vez se convencen más lo jóvenes unos a otros de que es natural y de que no hace daño, cuando sabemos desde hace muchos años que sí lo hace”, señaló.

De acuerdo con el informe más reciente de consumo de drogas del Instituto Nacional de Psiquiatría (junio de 2014) del total de mexicanos que consumen alguna droga, 85.1 por ciento utiliza la mariguana; lo cual representa una aumento de 4.5 por ciento en el último año. Además, se registró que fueron los jóvenes de entre 15 y 19 años los que más la suministraron (84.3 fueron hombres y 15.7, mujeres).

Los recursos que la Secretaría de Salud destina para prevenir y tratar adicciones representan solo 2.16 por ciento del total (134 mil 847 mdp), sin embargo, es parte importante de diversas erogaciones y ramos del Presupuesto de Egresos, como el anexo de “acciones para la prevención del delito, rescate de espacios públicos y promoción de proyectos productivos”, el de “La atención de niñas, niños y adolescentes”, o para “el desarrollo de los jóvenes”.