Nacional

Forjar un México de oportunidades para evitar migración, pide el Papa

Ante una multitud en Ecatepec, un municipio del Estado de México azotado por la violencia, el papa Francisco llamó a los mexicanos a trabajar para convertir al país en una tierra de oportunidades que evite la migración e impida que caigan en manos del crimen.
Redacción
14 febrero 2016 18:48 Última actualización 14 febrero 2016 18:59
El papa Francisco ofició una misa en Ecatepec, Estado de México. (Reuters)

El papa Francisco ofició una misa en Ecatepec, Estado de México. (Reuters)

ECATEPEC, Estado de México.- El papa Francisco convocó a los mexicanos a trabajar para convertir el país en un lugar de oportunidades para que la pobreza y la desesperación no los obliguen a emigrar, no los empujen a ser explotados ni a caer en manos de criminales.

"Quiero invitarlos hoy a estar en primera línea, a primerear en todas las iniciativas que ayuden a hacer de esta bendita tierra mexicana una tierra de oportunidad", dijo el Papa durante una misa multitudinaria en Ecatepec, Estado de México.

"Donde no haya necesidad de emigrar para soñar; donde no haya necesidad de ser explotado para trabajar; donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de unos pocos", agregó el jefe del Estado Vaticano, de 79 años.


Unos 11.7 millones de inmigrantes mexicanos residían sólo en Estados Unidos en 2014, de acuerdo con cifras del Centro de Estudios Migratorios (CIS, por sus siglas en inglés), una organización pro migrante en la nación vecina.

El miércoles, el papa estará en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde rezará en la frontera con Estados Unidos.

El Estado de México, una de las cinco entidades que visitará el pontífice durante su estancia en el país, registró más de 3 mil homicidios sólo en 2015, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. En el vecino Michoacán, en cuya capital estará el martes, se registraron 2 mil 52 homicidios en el mismo periodo.

Además, también en el Estado de México, el año pasado fue decretada una alerta de violencia de género en 11 municipios, incluyendo Ecatepec. Según cifras oficiales, en la entidad hubo cerca de mil 800 homicidios de mujeres en los últimos cinco años.

Para la coordinadora del Observatorio Nacional del Feminicidio, María de la Luz Estrada, el mensaje del papa en la homilía no fue tan contundente como esperaba.

"Lamentamos que no hubiera un mensaje fuerte de solidaridad a las familias de víctimas de feminicidios y desapariciones" ni referencias "a la discriminación de las mujeres", dijo.

"Se está quedando en lo general ante problemas muy concretos y eso es lo que quieren las autoridades", añadió.

Entre los fieles asistentes al evento, las opiniones eran distintas.

"El papa no va a cambiar las cosas, pero al menos tocará el corazón de quienes hacen daño e intentan destruir el país", dijo Graciela Elizalde, una indígena mazahua de 35 años, que llegó desde las seis de la tarde del sábado para asistir a la misa.

"Él es mensajero de la paz porque precisamente eso es lo que necesita México, no sólo Ecatepec", agregó.


"Viene a Ecatepec porque aquí lo necesitamos: han aumentado mucho los secuestros, los robos y la droga, y trae su aliento", comentó Ignacia Godínez, un ama de casa de 56 años. "Su mensaje llegará a quien lo necesita, para que sepan que somos más los buenos que los malos".