Fiscalía de Jalisco detiene a tía de uno de los estudiantes desaparecidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fiscalía de Jalisco detiene a tía de uno de los estudiantes desaparecidos

COMPARTIR

···

Fiscalía de Jalisco detiene a tía de uno de los estudiantes desaparecidos

Los abogados de la tía de Javier Salomón Aceves dijeron que su cliente cuenta con una suspensión provisional contra una orden de aprehensión, retención o arraigo.

Juan Carlos Huerta Corresponsal
04/04/2018

GUADALAJARA.- Personal del área de homicidios de la Fiscalía General de Jalisco mantiene retenida a Edna 'N', tía de uno de los estudiantes desaparecidos en Tonalá; fue asegurada tras declarar en la Fiscalía de Desaparecidos.

Trascendió que hay otra persona que también fue llevada a declarar y lleva casi un día retenida en las instalaciones de la dependencia.

Los abogados de la tía de Javier Salomón Aceves, originario de Mexicali, explicaron que su cliente cuenta con una suspensión provisional emitida por el juez Octavo de Distrito contra cualquier acto del Ministerio Público por privación de su libertad ante alguna citación, orden de aprehensión, retención o arraigo, por lo que la Fiscalía estaría incurriendo en un desacato judicial.

Ante ello se interpuso una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Aunque la Fiscalía no ha informado al respecto, los defensores fueron enterados de que se busca fincar cargos por lenocinio, ya que la mujer administra una estética masculina.

Esta semana, la directora del Centro de Artes Audiovisuales, (CAAV), Margarita Sierra, confirmó la preocupación de los familiares de los jóvenes desaparecidos, quienes han acusado a la Fiscalía General de Jalisco de fraguar una jornada de criminalización, argumentando vínculos con la delincuencia organizada.

El día de su desaparición, los jóvenes estuvieron grabando un cortometraje de terror como parte de sus tareas escolares en la casa de la familiar de Edna 'N', ubicada en Tonalá.

La fiscalía ha incurrido de manera reiterada en detenciones ilegales en el caso, primero aseguró por varios días a policías de Tonalá que estaban a cargo de la zona donde ocurrió el plagio, y el Ministerio Público les fincó cargos por omisiones, sin embargo un juez los liberó al considerar que la detención estaba fuera de norma.

Otra situación similar ocurrió con un taxista que se encontró tirado el teléfono de uno de los desaparecidos y se lo vendió a un reparador de aparatos, quien a su vez lo comercializó en su negocio; ambas personas fueron detenidos durante varios días por policías ministeriales.

Javier Salamón Aceves Gastélum, Marcos Ávalos y Daniel Díaz cursaban la carrera de cine en el Centro de Arte Audiovisual de la Universidad de Guadalajara.