Nacional

Fiscalía de Guerrero investiga a alcaldes electos ante presuntos nexos con delincuencia 

El titular de la dependencia señaló que la investigación va sobre los alcaldes electos de municipios asentados en las regiones de la Tierra Caliente, Montaña y Centro, zonas controladas por grupos delincuenciales.
Enrique Villagómez/Corresponsal
07 agosto 2015 15:52 Última actualización 07 agosto 2015 15:52
Fiscal general de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz. (Enrique Villagómez)

Fiscal general de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO. El fiscal General de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz, reconoció que varios alcaldes electos de Guerrero están siendo investigados para descartar cualquier vinculación con grupos de la delincuencia organizada que opera en esta entidad.

Aunque no precisó de quienes se trata, dijo que son futuros alcaldes de municipios asentados en las regiones de la Tierra Caliente, Montaña y Centro, aunque después aclaró que la investigación alcanza a todo el estado.

“Estamos investigado en todas las regiones a los presidentes municipales electos porque en todas ellas hay bandas delictivas operando. Hasta el momento no podemos hablar de una participación directa, pero sí de amenazas, incursiones o coaxiones del crimen organizado, pero de una vinculación directa con alguno de ellos todavía no tenemos elementos suficientes para probarlo”, dijo.

El funcionario precisó que algunos de los grupos delictivos que tienen mayor presencia en las regiones donde están investigando son la Familia Michoacana y Guerreros Unidos.

“Esto forma parte de una investigación que está en proceso y no puedo andar violentando la secrecía. No es algo que yo deba andar difundiendo a la luz pública y que se debe manejar con mucha discreción, por la seguridad e integridad de muchas personas”, dijo.

Asimismo, el funcionario señaló que el presidente municipal electo de San Miguel Totolapan, Juan Mendoza Acosta, ya rindió declaración sobre el video, -difundido a través de YouTube-, donde se le observa pactando con presuntos integrantes de una célula del Cartel Jalisco Nueva Generación.

“El declaró que fue coaxionadamente a esa reunión porque amenazaron la vida de su esposa, y ahora la obligación de la fiscalía es deslindar la certeza o falsedad de esas declaraciones, pero siempre prevaleciendo la seguridad no solo de él sino de toda su familia”, concluyó.