Nacional

Exoneran a Reynoso Femat de sentencia condenatoria 

La resolución libra al exmandatario al pago de 18.9 millones de pesos por reparación de daño y de la inhabilitación para ocupar cargos públicos por un año y siete meses y medio. 
Corresponsal María Luisa González
12 octubre 2017 22:34 Última actualización 12 octubre 2017 22:36
[Luis Armando Reynoso/Ex gobernador de Aguascalientes/Imagen de archivo/Cuartoscuro]   Este asunto tiene jiribilla electoral, asegura Reynoso Femat.

[Luis Armando Reynoso/Ex gobernador de Aguascalientes/Imagen de archivo/Cuartoscuro]   Este asunto tiene jiribilla electoral, asegura Reynoso Femat.

AGUASCALIENTES.- La Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) del estado revocó la sentencia dictada en abril pasado por el Juzgado Sexto de lo Penal contra el exgobernador Luis Armando Reynoso Femat, que lo condenaba a casi tres años de prisión, por considerar que no quedaron debidamente acreditados los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público de los que se le acusaba.

La resolución libra también al exmandatario dal pago de 18.9 millones de pesos por reparación de daño y de la inhabilitación para ocupar cargos públicos por un año y siete meses y medio, incluidas en esa sentencia derivada del proceso judicial abierto en su contra por la venta a un particular de alrededor de 76 viviendas ubicadas en la colonia Villas de Nuestra Señora de la Asunción -propiedad del entonces Instituto de Vivienda (IVEA) del estado-, a precios muy por debajo de su valor real.

Según la parte acusadora fueron vendidas en alrededor de 3.5 millones de pesos, cuando su valor real era de entre l6 y 18 millones de pesos.

De las cuatro casos abiertos en contra de Reynoso Femat durante la administración de su antecesor, Carlos Lozano de la Torre, queda pendiente el de la “compra fantasma” de un tomógrafo computarizado, por el que se le condenó en primera instancia a 6 años y nueve meses de prisión y al pago de 13.8 millones de pesos. Es la única sentencia en su contra confirmada por la STJ.