Nacional

Estudiantes toman edificio de gobierno de la Voca 8 del IPN 

Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional tomaron el edificio de gobierno de la Vocacional 8 "Narciso Bassols" para exigir al director general de esa institución educativa, Enrique Fernández Fassnacht, destituya al director de ese plantel, Reyes Sánchez Martínez.
Rafael Montes
20 enero 2015 18:47 Última actualización 20 enero 2015 19:11
Planteles del IPN

Planteles del IPN reinician clases. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El edificio de gobierno de la Vocacional número 8 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) fue tomado por la comunidad estudiantil en demanda de la destitución del director de ese platel, Reyes Sánchez Martínez, quien no se encuentra entre los directivos que presentaron su renuncia al director general, Enrique Fernández Fassnacht, la semana pasada.

En un comunicado por redes sociales, los alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) número 8 “Narciso Bassols” informaron que “la comunidad de CECyT 8 ha tomado el edificio de gobierno, con el objetivo que el director general, Enrique Fernández Fassnacht, de resolución inmediata a la problemática del plantel con respecto al proceso de destitución del Ing. Reyes Sanchez Martínez”.

Agregaron que “hacemos un enérgico llamado a que las autoridades pertinentes tomen cartas sobre la situación que ocasionó esta acción. Esperando su inmediata respuesta”.

El domingo pasado, la Asamblea General Politécnica (AGP) emitió una convocatoria dirigida a Fernández Fassnacht para establecer una mesa de diálogo propuesta para este miércoles, con el objetivo de discutir la forma en que se designará a los nuevos directores de los planteles en donde ya renunciaron.

Los integrantes de la Asamblea dijeron estar inconformes con la “imposición” de directores de planteles desde la dirección general.

Sin embargo, Fernández Fassnacht informó el lunes y reiteró el martes que la designación de directivos se hace de manera legal y con base en la normatividad vigente del IPN y rechazó la propuesta de sentarse de nuevo en una mesa de diálogo sin que los representantes de la AGP se identifiquen claramente.