¿Estás por sufrir un golpe de calor? Detéctalo…
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Estás por sufrir un golpe de calor? Detéctalo…

COMPARTIR

···

¿Estás por sufrir un golpe de calor? Detéctalo…

El sufrirlo puede provocar afectaciones en la salud. Por eso es importante tener en cuenta las recomendaciones por cualquier complicación.

Aunque la principal causa es la temperatura, factores como el medio ambiente, el ejercicio y las características personales, favorecen su aparición.

Redacción
31/05/2018
En las temporadas de calor aumentan los riesgos a la salud.

Ante las altas temperaturas registradas en días recientes y que se espera se prolongue hasta este fin de semana, instituciones de salud alertan sobre los riesgos de una exposición prolongada al sol. Tal es el caso del llamado ‘golpe de calor’.

El golpe de calor es más frecuente en los adultos mayores, niños menores de 6 años, así como en las personas que viajan de lugares fríos a países más cálidos. Los menores pueden incrementar su temperatura corporal hasta cinco veces más rápido que un adulto, lo que los hace más vulnerables.

Asimismo, las personas con sobrepeso, deshidratadas, con problemas en las glándulas sudoríparas y enfermas del corazón, corren el riesgo de sufrir un golpe de calor.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud, el golpe de calor es un cuadro médico que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39.4° centígrados, ya sea por efecto de la condición ambiental o actividad física vigorosa, en la que el organismo es incapaz de regular su temperatura.

Entre los síntomas más importantes para identificar un golpe de calor son: mareo, sudoración excesiva al principio, después, falta de sudor; enrojecimiento y sequedad de la piel. Así como comportamiento inadecuado como quitarse la ropa sin importar el lugar, aceleración del ritmo cardíaco con latido del corazón débil y dolor de cabeza.

La Secretaría de Salud recomienda a la población permanecer en lugares frescos, a la sombra y ventilados, utilizar gorra o sombrero, lentes de sol, sombrilla y protector solar, lavar las manos frecuentemente con agua y jabón, antes de comer, servir y preparar alimentos, y después de ir al baño y evitar el consumo de alimentos en la calle.

Por otra parte, en las temporadas de calor aumentan los riesgos a la salud por las complicaciones como la deshidratación a causa de las enfermedades producidas por exposición excesiva al calor ambiental, como insolación, lesión térmica asociada al ejercicio y calambres, debido a que se presentan cambios en el comportamiento de las personas que las hacen más susceptibles a estos padecimientos.