Nacional

EPN se reune con Barack Obama en la Cumbre Nuclear

En la Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington Barack Obama recibió al presidente Enrique Peña Nieto; en la cumbre participarán cuatro países latinoamericanos. 
Redacción
31 marzo 2016 22:7 Última actualización 31 marzo 2016 22:7
Enrique Peña Nieto y Barack Obama en la Casa Blanca. (Tomada de facebook.com/EnriquePN)

Enrique Peña Nieto y Barack Obama en la Casa Blanca. (Tomada de facebook.com/EnriquePN)

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, acudió hoy a la cena que el mandatario estadunidense, Barack Obama, ofreció en la Casa Blanca a los Jefes de Estado y de Gobierno que participarán mañana en la Cumbre de Seguridad Nuclear. Previamente, ambos mandatarios se tomaron una foto al interior de las instalaciones.

“Con responsabilidad global, México está cumpliendo los objetivos de seguridad nuclear que promueve esta Cumbre”, señaló la Presidencia mediante un comunicado.

Además, el texto señaló que nuestra nación es reconocida en el mundo por su política exterior en favor de la paz y que esta visita reitera su posición en contra de la carrera armamentista nuclear, ya que “apoyamos los esfuerzos internacionales para promover el desarme y evitar la proliferación de las armas nucleares, garantizar la seguridad de materiales e instalaciones nucleares, y prevenir el terrorismo nuclear.”

Sin embargo, México reconoce el derecho de todos los Estados a beneficiarse del uso pacífico de la energía nuclear para su desarrollo.

“México ha expresado, y seguirá expresando, su rechazo categórico al uso, desarrollo, e incluso a la amenaza de utilización de armas nucleares. Nuestro país asume el objetivo de esta Cumbre de fortalecer los esquemas de cooperación de seguridad nuclear a nivel global, regional y nacional.” Agregó el comunicado.

Mañana por la mañana, el presidente Peña Nieto participará con un discurso frente a los líderes de 56 países que asistirán a la Cumbre.
 
En la Cumbre participarán de América Latina: Brasil, Argentina, Chile y México. El foro representa una oportunidad para reafirmar su compromiso con los esfuerzos internacionales para evitar la proliferación de las armas nucleares.