Nacional

Ir en contra de Duarte, bandera de los Yunes al inicio de campaña

Miguel Ángel Yunes Linares, candidato de la Alianza para Rescatar Veracruz, informó que denunció penalmente ante la Fiscalía del Estado al gobernador y otros funcionarios de su gabinete por lavado de dinero.
Georgina Moret/ Enviada Especial
02 abril 2016 11:14 Última actualización 04 abril 2016 5:0
Etiquetas
Javier Duarte de Ochoa. (http://www.veracruz.gob.mx/gobiernover/gobernador/)

Javier Duarte de Ochoa. (http://www.veracruz.gob.mx/gobiernover/gobernador/)

VERACRUZ.-La inseguridad, evasión fiscal, enriquecimiento ilícito, las pensiones y el presupuesto de la Universidad Veracruzana, fueron las palabras más repetidas en el inicio de campaña de los candidatos al gobierno Veracruz, donde el mandatario Javier Duarte se convirtió una vez más en el centro de atención.

Encerrado en su departamento en el edificio Pelícano en Boca del Río, Duarte de Ochoa fue el más mencionado. Miguel Ángel Yunes Linares, candidato de la Alianza para Rescatar Veracruz, informó que denunció penalmente ante la Fiscalía del Estado al gobernador y otros funcionarios de su gabinete por lavado de dinero, evasión fiscal y la presunta utilización de recursos públicos de casi 3 mil millones de pesos para enriquecerse.

Héctor Yunes Landa, candidato de la Alianza para Mejorar Veracruz, dedicó gran parte del tiempo en sus primeros eventos de campaña a diferenciarse del gobernador de su partido.

Incluso explicó que el 53% de los ciudadanos votan por la persona y que Javier Duarte “no va a ir en la boleta, voy yo”.

Este fenómeno –que comentan los veracruzanos y que ha mantenido a su estado en las primeras planas de la prensa– unificó las dos campañas, pero las diferencias entre ambas fueron notorias.

Héctor Yunes comenzó en el primer minuto su campaña, ya que señaló: “No había que perder un segundo”. En su evento, en el auditorio Benito Juárez, tuvo que tocar algunos de los temas que han hecho escándalo en Veracruz.

Entre éstos, la inseguridad. Manifestó que es el único de los candidatos que puede mantener al Ejército y a la Marina en el estado y que respecto a los policías se premiará a los buenos y para los malos su destino será la cárcel.

El caso de Los Porkys, los presuntos violadores de Daphne, también fue parte de su discurso al manifestar que “el abuso no prescribe en nuestra memoria” y que quien toque a una mujer sin su consentimiento recibirá todo el castigo del Estado.

La crisis de la Universidad Veracruzana y del estado fue parte de su encuentro con alumnos y catedráticos. Uno a uno de los que tomaron la palabra se refirieron al tema de las pensiones y la crisis económica de la institución.

Pero esta situación también permeó la campaña de Yunes Linares, quien en Boca del Río, donde gobierna su hijo Miguel Ángel, informó de la denuncia presentada en la Fiscalía estatal.

Yunes Linares presentó pruebas para acreditar una denuncia penal en contra de Duarte y personas cercanas a él, por el desvío de más de 3 mil millones de pesos.

Mencionó que entregó certificaciones notariales que acreditan propiedades de Duarte de Ochoa y familiares de él en México, Veracruz, España y Estados Unidos.

También hubo fuertes diferencias entre los dos candidatos respecto al apoyo de sus partidos. A Miguel Ángel Yunes Linares lo apoyaron el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica.

Mientras que con Yunes Landa sólo estuvieron algunos senadores encabezados por el secretario electoral del PRI, Arturo Zamora.

Será una elección, en la que la figura del gobernador a un candidato le da oxígeno y al otro lo asfixia.
Con información de Itzel Villa