Nacional

Entidades no utilizan recursos para ciencias forenses: SNSP

El titular del Sistema de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno, explicó que las fiscalías estatales no utilizan el recurso por desconocimiento. Se destinan 496 millones a estas pruebas periciales.
Anabel Clemente
07 agosto 2017 14:57 Última actualización 07 agosto 2017 16:2
Álvaro Vizcaíno

Álvaro Vizcaíno. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las entidades no utilizan recursos destinados al gasto de equipo de laboratorio para pruebas periciales, señaló el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno.

Durante su participación en el Primer Simposio Nacional de Ciencias Forenses, el funcionario explicó que se destinan siete mil millones de pesos al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), de los cuales 496 millones de pesos se dirige al desarrollo de ciencias forenses, sin embargo, en las procuradurías o fiscalías estatales no utilizan los recursos para equipos que faciliten las pruebas genéticas.

“Por mencionarles algunos temas que tienen mayor inversión, uno de los principales destinos del gasto del FASP es la compra de productos químicos y de laboratorio, o sea, consumibles, de laboratorio, sólo en este tema hay 182.7 millones de pesos… y en este momento les puedo afirmar que la mayoría de las entidades federativas no ha utilizado ese recurso. El dinero está ahí”, detalló Álvaro Vizcaíno.

Agregó que en muchas ocasiones las fiscalías o procuradurías estatales esperan a que las autoridades estatales notifiquen la existencia de recursos para la compra de reactivos o material de laboratorio, y no se utiliza por el desconocimiento.

“El dinero llega religiosamente, puntualmente el día último de cada mes.

El FASP se deposita en diez mensualidades a una cuenta concentradora estatal que administra no sólo la Secretaria de finanzas, la Oficialía mayor… y que prácticamente desde el día 1 de febrero pudieran estar ejerciendo el recurso, incluso dos meses antes podrían estar desarrollando los proyectos de adquisiciones conforme a las leyes estatales para poderlo ejercerlo”, agregó.

Sobre la eficacia del nuevo Sistema de Justicia Penal, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reiteró que éste sí funciona. “Hay datos que permite comprobar que hoy el Sistema de Justica Penal es más transparente, los juicios ya no son escritos, ya no son de papel, hoy los jueces están obligados a estar presentes en todos los casos”.

Añadió que todos los Sistemas de Justicia Penal del mundo se actualizan permanentemente, “evolucionan”, en ese sentido declaró que tanto el uso de armas y el robo de combustibles sean merecedores de prisión cautelar oficiosa, debido a su incremento e impacto social y económico para el país.

Agregó que en muchas ocasiones las dependencias esperan a que las autoridades estatales notifiquen la existencia de recursos para la compra de reactivos o material de laboratorio, y no se utiliza por el desconocimiento.

“El dinero llega religiosamente, puntualmente el día último de cada mes. El FASP se deposita en diez mensualidades a una cuenta concentradora estatal que administra no sólo la Secretaria de Finanzas, la Oficialía Mayor… y que prácticamente desde el día 1 de febrero pudieran estar ejerciendo el recurso, incluso dos meses antes podrían estar desarrollando los proyectos de adquisiciones conforme a las leyes estatales para poderlo ejercerlo”, agregó.

Sobre la eficacia del nuevo Sistema de Justicia Penal, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reiteró que éste sí funciona.

“Hay datos que permite comprobar que hoy el Sistema de Justica Penal es más transparente, los juicios ya no son escritos, ya no son de papel, hoy los jueces están obligados a estar presentes en todos los casos”.

Añadió que todos los sistemas de justicia penal del mundo se actualizan permanentemente, “evolucionan”; agregó que tanto el uso de armas y el robo de combustibles sean merecedores de prisión cautelar oficiosa, debido a su incremento e impacto social y económico para el país.