Nacional

Enrique Ochoa escucha quejas de exdiputados

El líder del PRI escuchó las quejas más recurrentes planteadas en la reunión y que fueron que los delegados federales no actuaban en apoyo del presidente, Enrique Peña Nieto, y que estaban más preocupados por sus "proyectos personales.
Nayeli Cortés
21 julio 2016 8:4 Última actualización 21 julio 2016 8:14
Enrique Ochoa Razo

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Exlegisladores se reunieron con el presidente del PRI, Enrique Ochoa, para externarle su preocupación por la desarticulación entre partido y gobierno observada en el proceso electoral pasado y la responsabilidad de los gobernadores de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo en los resultados negativos del pasado 5 de junio.

De acuerdo con priistas asistentes al encuentro, alrededor de 60 integrantes de la 61 legislatura de la Cámara de Diputados (entre ellos, Francisco Rojas, quien fuera el coordinador de la bancada, Sofía Castro y la senadora Cristina Díaz) entregaron al dirigente un documento en el que condensaron todas inconformidades y que, en su momento, también hicieron llegar al exlíder del partido, Manlio Fabio Beltrones.

Las quejas más recurrentes planteadas en la reunión fueron que los delegados federales no actuaban en apoyo del presidente, Enrique Peña Nieto, y que estaban más preocupados por sus "proyectos personales"; también señalaron que algunos delegados nombrados por el CEN no tenían siquiera militancia tricolor y el Comité Nacional se había alejado de los comités directivos estatales. 

Sobre el comportamiento de Javier Duarte de Veracruz, César Duarte de Chihuahua y Roberto Borge de Quintana Roo, los priistas reconocieron que la impunidad y corrupción reinante en esos estados afectaron electoralmente al partido.

En respuesta, Ochoa Reza reiteró que el PRI será el primero en señalar a los servidores públicos emanados de sus filas que cometan ilícitos como también lo hará con los miembros de otros partidos que actúen así.

Recordó que uno de sus compromisos es que secretarios del gabinete presidencial se acerquen a las estructuras de partido.

El encuentro duró 4 horas y se realizó en la sede nacional del PRI. El propio Enrique Ochoa lo hizo público a través de su cuenta Twitter.