Nacional

En Tamaulipas, siete ataques en siete días contra Fuerzas Armadas

Autoridades locales y federales afirman que el repunte en la violencia en Tamaulipas se debe a un “relevo generacional” en las estructuras de los grupos criminales. El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca aseguró que para atacar a los grupos criminales no es suficiente ir por los líderes. 
David Saúl Vela 
07 mayo 2017 22:51 Última actualización 08 mayo 2017 5:0
Elementos de seguridad federal vigilarán las elecciones en Tamaulipas. (Cuartoscuro / Archivo)

Elementos de seguridad federal vigilan Tamaulipas. (Cuartoscuro)

En lo que va de mayo, las fuerzas federales desplegadas en Tamaulipas han sufrido siete ataques de integrantes del crimen organizado, que disputan las plazas para el tráfico de droga en la entidad.

Dicha situación mantiene en alerta al Ejército, la Marina-Armada y la Policía Federal, que colaboran con las autoridades locales.

Autoridades locales y federales en Tamaulipas afirman que el repunte en la violencia deriva de un “relevo generacional” en las estructuras de los grupos criminales, acelerado por la detención o abatimiento de sus líderes.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca aseguró que para atacar a los grupos criminales no es suficiente ir por los líderes, sino también erradicar su estructura financiera.

“Los grupos criminales no disputan la honra, disputan dinero que genera las actividades ilícitas. De nada sirve neutralizar objetivos prioritarios si no se combate toda la estructura criminal”, apuntó.

Y es que, pese a las múltiples detenciones y abatimiento de criminales, en siete meses del gobierno de García Cabeza de Vaca el homicidio doloso se incrementó 21% en Tamaulipas (51 casos más).

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad revelan que del 1 de octubre de 2016 al 31 marzo de 2017 hubo 286 homicidios dolosos, y del 1 de octubre de 2015 al 31 de marzo de 2016, fueron 235.

Desde junio de 2016, Nicolás Troncoso, defensor de derechos humanos en aquella entidad, aseguró a El Financiero, que el recrudecimiento de la violencia en Tamaulipas se debe a las disputas entre grupos escindidos. Se refiere al posicionamiento del Cártel del Noreste (CDN) o Los Laredo, una escisión de Los Zetas, que pelean el territorio a Zetas Vieja Escuela o Grupo Zetas Bravos.