En su día uno como espacio público, van 30 mil a Los Pinos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En su día uno como espacio público, van 30 mil a Los Pinos

COMPARTIR

···

En su día uno como espacio público, van 30 mil a Los Pinos

Miles de personas del Estado de México, Michoacán, Guerrero, Sinaloa, Nuevo León y hasta del extranjero se formaron horas para conocer el recinto, y algunos manifestaron su apoyo al nuevo presidente de México.

Anabel Clemente
02/12/2018
A las diez de la mañana inició el acceso por las puertas 1 y 3.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante siete horas, 30 mil personas visitaron Los Pinos en su primer día como Complejo Cultural, informó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, a través de su cuenta de Twitter.

A las diez de la mañana inició el acceso por las puertas 1 y 3, en la primera una fila de unos 500 metros, algunos formados por dos horas, esperaba la apertura del recinto.

La primera en llegar a la puerta 1 fue Gabriela Barrientos Piñón, quien desde el jueves pasado, cuando se enteró de la apertura de “la casa presidencial”, se anticipó para ocupar todo el sábado visitando el lugar.

Cuando los portones abrieron, la gente en fila comenzó a gritar “Obrador, Obrador”, “Sí se pudo, sí se pudo” y dejaron atrás a los elementos de la Secretaría de la Defensa, que resguardaban el lugar.

A diferencia del día anterior, en el acceso al complejo cultural no hubo revisión de mochilas ni bolsas ni hubo necesidad de pasar por la banda de seguridad; los vigilantes dejaron pasar desde carriolas, bancos portátiles, hasta banderas.

Frente al asta bandera la Banda Sinfónica Comunitaria de Texcoco, del programa Fomento Musical de la Secretaría de Cultura, recibió a los ciudadanos. Más adelante otra banda, de Morelos, animaba el camino. También participaron cuartetos de la Escuela Carlos Chávez.

Placeholder block

En la puerta 3, los elementos vigilancia sí revisaron mochilas, pero sólo por las bandas de seguridad, un proceso que no tardó a diferencia de las revisiones del Estado Mayor Presidencial.

Al cruzar esa entrada, una pantalla al margen de la Calzada de los Presidentes mostraba la ceremonia de transición.

Con la espalda a la estatua de Enrique Peña Nieto, cientos de personas gritaron: “¡Sí se pudo!”, cuando Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como Presidente.

La gente celebró el discurso, en especial cuando dijo que combatiría la corrupción, pero cuando mencionó que perdonaría a funcionarios de la administración pasada, los asistentes callaron y después rechazaron la propuesta con la cuenta del 1 al 43 en recuerdo de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Placeholder block

Al término de la ceremonia, la gente se dispersó en cada casa y parque del complejo, con el objetivo de conocer cómo vivía y trabajaba el presidente anterior.

La noticia de la apertura de Los Pinos no sólo motivó a paseantes de la capital del país, del Estado de México, Michoacán, Guerrero, Sinaloa y Nuevo León, sino también a turistas extranjeros.

Steve Michael llegó a acompañado de su novia Rachel, quienes recorrían el bosque de Chapultepec y se enteraron de la nueva área de distracción. “Está muy bonito”, dijo el joven que lleva dos días de vacaciones en la Ciudad de México.

Sin hablar español, visitantes japoneses y franceses también se mezclaron entre los turistas mexicanos para visitar alguna de las casas situadas en el complejo cultural, así como admirar las estatuas que encaminan a los paseantes a la principal residencia.

Entre los visitantes, una familia de Acapulco se tomó fotos haciendo señas obscenas a la escultura de Enrique Peña Nieto. Venía en uno de los cuatro autobuses que salieron a las doce de la noche de su tierra de origen, dispuestos por el alcalde local, Marco Antonio Canadá Arias.