Nacional

En Policía de Nayarit, 1 de cada 3 agentes, reprobado

Las pruebas se aplican a todo el personal de seguridad del estado, que incluye la Policía Preventiva estatal, personal de custodios de los penales del estado, Policía Ministerial y Policía Municipal.
Davíd Saúl Vela 
29 marzo 2017 21:57 Última actualización 30 marzo 2017 5:0
Policías CDMX

(Cuartoscuro)

Nayarit es el tercer estado con el mayor número de policías que no son confiables para el combate a la delincuencia, incluido el crimen organizado, que se encuentra enquistado en aquella entidad.

Y es que 965 de los elementos adscritos a los cuerpos de seguridad de Nayarit (28% de los 3 mil 445 elementos existentes) reprobaron los exámenes de control de confianza.

Las pruebas se aplican a todo el personal de seguridad del estado, que incluye la Policía Preventiva estatal, personal de custodios de los penales del estado, Policía Ministerial y Policía Municipal.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), este estado, ubicado en el Pacifico mexicano, es el tercer lugar en la desconfianza de las policías del país.

El primer lugar lo ocupa Sinaloa, gobernada por Quirino Ordaz. Esta entidad tiene una tasa de policías reprobados de 56%, es decir, 4 mil 472 de los 7 mil 985 policías.

Baja California Sur ocupa el segundo lugar con una tasa de reprobados del 39%, es decir, mil 179 de 3 mil 272 elementos.

Según las cifras más recientes del SESNSP, actualizadas al 28 de febrero pasado, en el caso de los policías de Nayarit, los menos confiables son los municipales. Y es que de mil 554 elementos que existen, 654 no aprobaron.

En el caso de los policías preventivos, de mil 23 que existen 215 no aprobaron, es decir, el 21%; mientras que 42 de 204 custodios del sistema penitenciario (20%) no aprobaron y 54 de 664 policías ministeriales (8%) no son fiables.

Son cinco los exámenes de Control de Confianza: entorno social y situación patrimonial, psicológico, poligráfico, médico y toxicológico.

En la prueba del entorno social y situación patrimonial se verifica la congruencia en la información proporcionada y la documentación presentada por el servidor público.

La prueba psicológica busca conocer e identificar las características de personalidad, inteligencia y habilidades generales.

El polígrafo pretende detectar, a través de reacciones psicofisiológicas, si el evaluado se conduce con veracidad en la información que proporciona y su conducta se rige por los principios constitucionales y legales del servicio público.

El examen médico y toxicológico busca conocer el estado de salud, detectar alguna enfermedad o padecimiento y determinar si el servidor ha ingerido o ingiere drogas.