Nacional

Empresarios de Guerrero obtienen permiso para portar armas

Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, explicó que los permisos de la Sedena se otorgaron debido a la incidencia delictiva del estado. 
Rosario García Orozco/ Corresponsal
23 febrero 2016 19:19 Última actualización 23 febrero 2016 19:20
armas

ARMAS. (Especial)

CHILPANCINGO.- A raíz de la alta incidencia delictiva, por lo menos 35 empresarios de Chilpancingo, Guerrero, ya obtuvieron permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para portar armas de fuego.

Así lo dio a conocer Adrián Alarcón Ríos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Chilpancingo, quien explicó que la cifra de autorizaciones por parte de la Sedena seguirá aumentando, aunque aseguró que en lo personal no fomenta esa situación, pero la inseguridad propicia esas medidas de protección.

Agregó que los empresarios "están decidiendo tener armas en casa como lo establece la ley, es parte de su libertad y no lo promovemos como organismo pero tampoco podemos evitarlo porque están dentro de sus derechos individuales”, indicó.

Alarcón Ríos lamentó que luego de la alta incidencia delictiva en estos días del total de negocios ubicados en la capital apenas un 30 por ciento se encuentra en operación, “no hay empleo y muchos jóvenes están engrosando la filas de la delincuencia por falta de oportunidades”.

Lamentó la limitada capacidad que tiene el ayuntamiento para hacer frente a la violencia e inseguridad con apenas 115 elementos policiacos certificados para más de 500 colonias tan solo en esta capital.

Ante esa situación externó, "debemos buscar otros mecanismos de seguridad porque cada día estamos peor. Hay algunos casos donde la gente misma ha querido tomar la justicia por su propia mano y eso no conviene a nadie, pero la gente se desespera porque ve la indolencia de la autoridad”.

Alarcón mencionó que el gobierno estatal “hace su esfuerzo” y conminó al municipal a que se sume a esos mecanismos, sobre todo ante la alerta de que el crimen organizado está secuestrando a infantes como un nuevo método de extorsión.

Celebró la instalación de las alarmas del programa “Vecino Vigilante”, pero afirmó que no será suficiente si no se acompaña con una estrategia integral orientada a “contener el flagelo” porque “son importantes pero no suficientes dadas las condiciones del endurecimiento de la violencia”.

Informó también que hace unos días se reunieron con autoridades federales a quienes pidieron respaldar a Guerrero, “que no nos dejen solos”.