Nacional

Eliminación del fuero recuperará confianza de la ciudadanía en las instituciones: Barbosa

El también coordinador de los senadores del PRD manifestó que este mecanismo de protección a los servidores públicos “poco ayuda y mucho estorba a la rendición de cuentas.
Rivelino Rueda
29 marzo 2015 13:0 Última actualización 29 marzo 2015 14:20
No se descarta posible periodo extraordinario

Luis Miguel Barbosa explicó que se prevé que se incluya el mandato único policial, para coordinar todos los cuerpos estatales y municipales del nación. (Archivo/Cuartoscuro)

Miguel Barbosa Huerta, presidente del Senado de la República, afirmó que la reforma constitucional para la eliminación del fuero a servidores públicos, junto con la creación de los sistemas nacionales de transparencia y anticorrupción, son la trípode para recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones del Estado mexicano.

“La eliminación del fuero es una demanda de una sociedad que cada día exige a los servidores públicos y representantes populares mayor transparencia, rendición de cuentas y honestidad”, enfatizó

El también coordinador de los senadores del PRD manifestó que este mecanismo de protección a los servidores públicos “poco ayuda y mucho estorba a la rendición de cuentas.


Reconoció que la ciudadanía entiende a esta figura, de la cual gozan los altos funcionarios públicos y representantes populares, “como impunidad y no como una herramienta para cumplir adecuadamente con sus funciones”.

Barbosa Huerta indicó que en la discusión de esta reforma es necesario construir un punto medio en torno al dilema que representa, por un lado, la protección de las instituciones públicas en contra de ataques políticos y, por otra parte, la eficacia en el control del ejercicio del poder mediante un sistema eficiente de responsabilidad de los servidores públicos.

El senador perredista apuntó que la reforma constitucional en materia de inmunidad de servidores públicos, aprobada por el Senado el 1 de diciembre de 2011, buscó garantizar la aplicación estricta de la justicia, combatiendo la corrupción y evitando la impunidad de éstos, pero sin exponerlos a los vaivenes de la política que pueden ser causa de la acusación infundada.