Nacional

El PRI no negociará ni pactará elecciones: Claudia Ruiz Massieu

La secretaria general del tricolor aseguró que el Revolucionario Institucional no negociará ni comerciará electoralmente ya que es un partido con vocación de poder. 
Magali Juárez 
09 mayo 2017 21:33 Última actualización 09 mayo 2017 21:34
ruiz massieu

Claudia rindió protesta formalmente en el cargo que asumió hace dos meses por prelación, concluirá el periodo que corresponde hasta el año 2019.(Tomada de @ruizmassieu)

El PRI es un partido con vocación de poder, por lo que jamás pactará, negociará o comerciará electoralmente, sino que siempre participará en las contiendas para ganar, aseguró la secretaria general del tricolor, Claudia Ruiz Massieu.

Ante el Consejo Político Nacional del Revolucionario Institucional, rindió protesta formalmente en el cargo que asumió hace dos meses por prelación, por lo que ahora de manera oficial concluirá el periodo que corresponde hasta el año 2019.

Tras agradecer el respaldo de los priistas y destacar que la militancia es la columna vertebral del partido, la excanciller destacó que el PRI es el partido que los opositores denostan en público, pero envidian en privado, porque a diferencia de las fuerzas políticas de izquierda y de derecha, los priistas cuentan con disciplina, estructura, presencia territorial y capacidad para mantenerse unidos.

Estimó que ninguna de esas opciones políticas ha aprovechado las oportunidades que han tenido al gobernar, mientras que el extremo populista que promueve el amor, en los hechos utiliza el rencor para dividir.

Ante estas opciones, Ruiz Massieu enfatizó que los priistas deben estar preparados para renovarse, de manera que sigan siendo el gran intermediario nacional de las causas ciudadanas y de las políticas públicas efectivas.

Reconoció que los partidos viven una crisis de credibilidad, por lo que dijo que ese es el punto de partida que debe tomar el PRI para salir a buscar un nuevo consenso para reconstruir la confianza ciudadana y establecer un nuevo diálogo entre el partido y los mexicanos.

“Las elecciones no se tratan sólo de ganar votos, sino de ganar confianza. Los debates no se ganan teniendo las consignas más estridentes, sino las propuestas más estructuradas (…). Vivimos tiempos que exigen definiciones claras. No hay espacio para la tibieza ideológica, para la pereza política, ni para el inmovilismo popular”, subrayó.