Nacional

El periodista que le dijo que no a 'El Chapo'

Gerardo Reyes Copello detalló que el primer mensaje con el capo fue luego de grabar la presentación de su programa en una cadena de televisión estadounidense, en la que dijo una frase que por alguna razón llegó a oídos de narcotraficante.
David Saúl Vela
21 enero 2016 0:0 Última actualización 21 enero 2016 5:0
Gerardo Reyes Copello, periodista. (Tomada de Youtube)

Gerardo Reyes Copello, periodista. (Tomada de Youtube)

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2013 Gerardo Reyes Copello contactó a Joaquín Guzmán. El periodista colombiano quería una entrevista, pero ésta no se concretó “porque no accedí a la pretensión de El Chapo de decidir qué se publicaría y que no”.

Reyes Copello contó a El Financiero que la búsqueda obsesiva de información sobre la vida del capo y un hecho anecdótico con Guzmán, le abrieron la puerta al intercambio de mensajes con líder del Cártel de Sinaloa.

“Un accidente, producto de una búsqueda casi obsesiva de detalles de la vida de Guzmán, fue lo que nos llevó a encontrar a una persona cercana a su familia, conocida y respetada por él.

“Se mostró muy colaboradora para primero llevarnos al área y para hacer tomas en sitios como la tumba del hijo del Chapo, en Badiraguato, en toda la sierra; llegamos hasta La Tuna, (cuna del Chapo Guzmán) y a partir de eso se abrió la posibilidad de la entrevista”, explica.

Detalló que el primer mensaje fue luego de grabar la presentación de su programa en la cadena de televisión estadounidense Univisión, en la que dijo una frase que por alguna razón llegó a oídos de narcotraficante.

“En mi presentación dije ‘Badiraguato es territorio Chapo’. No sé si él se enteró por nuestro intermediario, o si alguien pasó y escuchó, pero a los tres días me mandó decir, con ironía, que su territorio ‘no sólo es Badiraguato sino todo México’”.

Ahí empezaron siete largos meses de intercambio de mensajes entre él y El Chapo, quien para entonces aún gozaba de la libertad tras haberse fugado en enero del 2001 del penal de Puente Grande.

Reyes Copello detalló que hubo un estira y afloja, porque el narcotraficante quería imponer las condiciones de la entrevista.

“Llegó el momento en el que nos dijeron que él sí estaba dispuesto a la entrevista, pero puso una condición que nosotros no aceptamos. Dijo que daría la entrevista si él controlaba el contenido.

“Los discutimos y nos pareció que era ceder a nuestros principios”, dijo Reyes, quien actualmente dirige la unidad de Investigaciones Especiales de Univisión.

Aseguró que se trató de una decisión periodística consensuada con el equipo de la cadena de televisión. “Pensamos que podría ser hasta humillante, uno al lado de El Chapo y él diciéndonos: ‘Quítenme esto, pónganme lo otro, esto no me gusta’, no me veía en eso”.