Nacional

Domínguez Servién adquirió tierras aledañas a precios irrisorios 

Con ventajosas adquisiciones de terrenos que se ubicaban junto al suyo, el gobernador Francisco Domínguez, entre 2012 y 2013, La Cruz de Mayo pasó de ser un modesto inmueble de 11 hectáreas a un próspero rancho de 71.
Héctor Gutiérrez
18 abril 2016 22:46 Última actualización 19 abril 2016 4:55
Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro. (Archivo/Cuartoscuro)

Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro. (Archivo/Cuartoscuro)

En la compra de cuatro terrenos el hoy gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, invirtió sólo 2.3 millones de pesos, cuando los predios tenían un precio de avalúo de 6.3 millones de pesos.

Como diputado federal y a su paso por la alcaldía de Querétaro y luego por el Senado, Domínguez realizó negocios que lo sitúan como uno de los más ricos del estado.

Con ventajosas adquisiciones de terrenos que se ubicaban junto al suyo, entre 2012 y 2013, La Cruz de Mayo pasó de ser un modesto inmueble de 11 hectáreas a un próspero rancho de 71.

De acuerdo con la Escritura 101067, Tomo 772, Expediente 9211.12 de la Notaría 8 de Santiago de Querétaro, el 26 de junio del 2012, siendo alcalde de Querétaro con licencia y candidato a senador, Domínguez invirtió 100 mil pesos en la creación de la sociedad de producción rural denominada La Cruz de Mayo, para hacerse del 96% de las acciones, dividiendo el 4% restante entre su hermano y su madre en partes iguales.

Cuatro días después de constituirse dicha sociedad, el panista invirtió tres millones de pesos para fortalecer a la empresa, sin adquirir algún crédito bancario, situación que no se reportó en su manifestación patrimonial.

El 9 de octubre del 2012, ya como senador del PAN, comienza la compra de terrenos aledaños al rancho La Cruz de Mayo, adquiriendo cuatro predios: el primero (Escritura 101,368 de la Notaria 8) con una superficie de 59 mil 459.57 M2 a un precio de 231 mil 892.32 pesos y con un valor de avalúo de $1,009,623.57.

El segundo (Escritura 101,369 de la Notaria 8) con una superficie de 249 mil 187.75 M2, con un costo de 971 mil 832.24 pesos y valor de avalúo de 2 millones 500 mil pesos. Ocho meses después este inmueble garantizó un crédito refaccionario con Banorte por 8 millones de pesos. Para tal efecto, la institución bancaria realizó un avalúo comercial y determinó que tenía un valor real de 15 millones 518 mil pesos (Escritura 82,225).

El tercer predio (Escritura 101,370 de la Notaria 8) con una superficie de 272 mil 156.23 M2 fue adquirido a un precio de 1,061,409 pesos, pero en avalúo vale 2,447,300 pesos. El cuarto y último predio comprado a principios de octubre de 2012 (Escritura 101,371 de la Notaria 8) tiene una superficie de 20 mil 071.28 M2, con un valor de $78,277.99 y un avalúo de $407,500.00.

Con los documentos –a los que El Financiero tuvo acceso– se sustenta que en la compra de estos cuatro predios el hoy gobernador invirtió $2,343,411.85, cuando los predios adquiridos tenían un precio de avalúo de 6 millones 364 mil 423.57 pesos.

Según su declaración #3de3, entre 2012 y 2013, cuando adquirió los terrenos, sus ingresos como alcalde de Querétaro ascendían a 126 mil 166 pesos al mes, ya como senador ganaba 171 mil 444 pesos.

tabla_queretaro_web