Nacional

Director del IPN evade poner ultimátum a toma de Dirección General 

Enrique Fernández Fassnacht aseguró que la reunión propuesta para el sábado 14 de febrero entre los estudiantes de la Asamblea General Politécnica y los secretarios general, administrativo y académico del IPN, sigue en pie, pero condicionada a la entrega de las instalaciones.
Rafael Montes
10 febrero 2015 11:11 Última actualización 10 febrero 2015 11:13
Mañana se entregarán instalaciones

Enrique Fernández Fassncht, negó la posibilidad de que los politécnicos no respetarán el acuerdo de devolver las instalaciones este viernes (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Enrique Fernández Fassnacht, director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), aseguró que no existe un ultimátum para que los estudiantes entreguen el edificio de la Dirección General que mantienen tomado desde el martes pasado y que confía en que los jóvenes liberen el edificio basados en la cordura.

Además, cuestionado sobre si para él no es prioridad dialogar con los estudiantes para liberar el edificio, afirmó que su posición al frente de la institución no implica sentarse "a cuanta mesa de diálogo le inviten".

En conferencia de prensa, Fernández Fassnacht aseguró que la reunión propuesta por él para el sábado 14 de febrero entre los estudiantes de la Asamblea General Politécnica y los secretarios general, administrativo y académico del IPN, sigue en pie, pero condicionada a la entrega de las instalaciones.

"No le doy un ultimátum a nadie, yo simplemente manifiesto mi confianza en que la cordura va a prevalecer y que los jóvenes van a liberar las instalaciones de la Dirección General", dijo el director.

Insistió en que su negativa a sentarse a dialogar con la AGP se debe a que está muy ocupado en otros problemas del IPN, no porque minimice el conflicto que mantiene tomada la sede de la dirección.

"Yo no minimizo a nadie, ni relativizo a nadie, para mí los problemas del Politécnico siguen siendo fundamentales, pero tiene muchos, en todo caso, relacionados con su funcionamiento normal, por ejemplo, cambios en el equipo de gestión del director del IPN, convenios, actividades, programas de estudio, el consejo general consultivo".

Agregó que "esperaría que eso se entendiera, es una cantidad impresionante de cosas las que se tienen que hacer y a cada quien nos toca jugar una posición".

Fernández dijo que "a mí me toca jugar la mía, pero no considero que mi posición sea sentarme a cuanta mesa me llaman a hablar de diferentes cosas porque entonces las demás cosas que sí me tocan hacer como director, entonces no las podría hacer".

--¿Pero la toma de la dirección no obstaculiza estas otras funciones?, se le inquirió.

--No voy a dialogar con usted, con todo respeto--, respondió.