Nacional

Diputados se 'olvidan' de ley de seguridad, fuero, segunda vuelta...

Para los diputados federales una de sus prioridades eran las leyes de seguridad pública, para aprobar el Mando Mixto –o Único– Policial, sin embargo comenzaron ya sus vacaciones y lo dejaron en el "olvido". 
Víctor Chávez 
01 mayo 2017 22:55 Última actualización 02 mayo 2017 5:0
Cámara de Diputados

Cámara de Diputados (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con más pendientes que resultados, los diputados federales concluyeron su periodo ordinario de sesiones, comenzaron su largo periodo de cuatro meses de vacaciones, y dejaron en el “olvido” las principales y más importantes reformas enlistadas en sus agendas legislativas, que presentaron en enero pasado.

Su primeras prioridades eran las leyes de seguridad pública, para aprobar el Mando Mixto –o Único– Policial; las reformas a la Ley de Seguridad Interior, que contempla el nuevo marco legal de actuación para las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado.

También –anunciadas incluso por las dirigencias nacionales de sus partidos– dejaron pendiente el recorte del 50 por ciento de los recursos públicos que los partidos políticos reciben del Instituto Nacional Electoral.

Tampoco se pusieron de acuerdo para cumplir su compromiso de reducir el número de legisladores y los costos que para el ciudadano tiene el Congreso de la Unión.

PRI, PAN y PRD ofrecieron reducir 100 de los 500 diputados federales y 32 de los senadores. Sin embargo, no hubo consensos y dejaron el tema en la ya larga lista de pendientes.

No pudieron consensuar igualmente en el debate para establecer la segunda vuelta electoral, que propone principalmente el PAN, a la que abierta y públicamente se opone el PRI.

Muchos menos avanzaron en la desaparición del fuero constitucional a los legisladores, para terminar con la impunidad, a pesar de los escándalos de diversos gobernadores.

Aunque el PRI dejó sobre la mesa el compromiso de buscar un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso de la Unión –probablemente para mediados de junio próximo–, a fin de aprobar las grandes reformas constitucionales pendientes y urgentes para el país, en realidad hasta el momento no hay consensos al respecto con el PAN y PRD.

El vicecoordinador priista en San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín, admitió que además de que aún no hay acuerdos sobre las propuestas de reforma, todo dependerá del escenario electoral que se observe en los comicios del Estado de México.

Aunque los diputados despacharon “a granel”, de última hora, sin debate y sólo sometidos a votación automática más de cien dictámenes de reformas de menor calado, en la mesa se quedaron los grandes pendientes, admitieron en tribuna legisladores de la oposición, quienes acusaron al PRI de frenar los acuerdos en los principales temas: seguridad, políticos y electorales.

Así, los 500 legisladores se fueron cuatro meses de vacaciones y a las campañas.

Aunque un pequeño grupo de 18 senadores y 19 diputados permanecerán –algunos– en el trabajo legislativo en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, casi la totalidad de nuestros legisla-dores no se aparecen por los edificios de las sedes legislativas hasta el próximo 1 de septiembre.