Nacional

Diputados recomiendan a Reyes Magos no regalar juguetes bélicos

La diputada Angélica Reyes Ávila dijo que los juguetes bélicos provocan que los niños vayan adquiriendo la disyuntiva de matar o morir, imponer la ley del más fuerte y, en consecuencia, pierdan el aprecio por los valores de la convivencia familiar y social.
Víctor Chávez
28 diciembre 2015 10:6 Última actualización 28 diciembre 2015 10:7
Juguetes bélicos

(Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El uso de juguetes bélicos puede provocar en los menores altos niveles de estrés, ansiedad y agresividad, así como una serie de trastornos de la personalidad que lo puede llevar a conductas delictivas, advirtió la diputada Angélica Reyes Ávila, del Partido Nueva Alianza .

Por lo anterior, hizo un llamado a los padres de familia para que en esta temporada eviten la compra de juguetes que impliquen violencia y provoquen la imitación del menor.

La legisladora del Panal expuso que de acuerdo con estudios de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, los juguetes bélicos provocan que los menores vayan adquiriendo en el juego la disyuntiva de matar o morir, imponer la ley del más fuerte y, en consecuencia, pierdan el aprecio por los valores de la convivencia familiar y social. 

En este sentido, la también Secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez insistió que los juguetes bélicos pueden ser “generadores de antivalores, de conductas negativas y de estereotipos irracionales”.

Refirió que de acuerdo con especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la exposición excesiva a los videojuegos y escenas violentas, puede desencadenar en los niños trastornos obsesivo-compulsivos, que es una perturbación mental que conlleva a pensamientos, sensaciones y comportamientos repetitivos o indeseables.

Por ello, dijo, “en el contexto de violencia e inseguridad que estamos viviendo, resulta prioritario fomentar los juegos creativos y didácticos que acompañen el desarrollo de los niños, que inculquen el respeto y el compañerismo, y evitar los juegos bélicos que inician con la compra de réplicas de armas, rifles, tanques de guerra, entre otros”.

Reyes Ávila dijo que tan sólo durante 2013, en la Ciudad de México, se destruyeron cerca de siete mil juguetes réplica de armas de fuego, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).