Nacional

Diputados aprueban "Código de Ética" para su buen comportamiento

Este Código de Ética de la Cámara de Diputados tiene como propósito "establecer normas que rijan la actuación de los diputados del Honorable Congreso de la Unión".
Víctor Chávez
29 abril 2016 16:38 Última actualización 29 abril 2016 16:39
En un Punto de Acuerdo, los diputados piden información sobre el accidente de Pemex. (Cuartoscuro)

En un Punto de Acuerdo, los diputados piden información sobre el accidente de Pemex. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a su Reglamento Interno, para expedir un nuevo Código de Ética para el comportamiento de los legisladores al interior del recinto legislativo de San Lázaro.

Aunque sin garantías para cumplirlo, los diputados federales se comprometieron cumplir los principios de "legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia".

Este Código de Ética de la Cámara de Diputados tiene como propósito "establecer normas que rijan la actuación de los diputados del Honorable Congreso de la Unión".

El dictamen -que también reforma el artículo 8 del Reglamento de la Cámara de Diputados- dispone que la aplicación de este Código, en ninguna circunstancia, obstaculizará el fuero constitucional ni impedirá el ejercicio de sus derechos y libre manifestación de sus ideas y expresión.

El Código define que los diputados "deberán cumplir principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia, con la intención de evitar hechos que atenten contra la moral pública, velen por una buena gestión en el uso del gasto del Estado y denuncien la violación de las normas y derechos humanos".

Detalla que los legisladores "se abstendrán de incurrir en actos de corrupción o conflicto de intereses, declinarán regalos, donaciones, ventas a un precio menor del que corresponde al mercado o situaciones semejantes, siempre que puedan ser medio para interferir en el desempeño de sus funciones, eviten actitudes que denoten abuso de poder".

De igual manera, "deberán mantener un trato solidario, de respeto, consideración, cooperación mutua acorde con su investidura, y en todo momento desempeñarán una conducta intachable y transparente, en su vida pública como privada".

"No podrán solicitar trato preferencial al realizar trámites personales o familiares ante entidades públicas o privadas y no se les permitirá presentarse en el recinto camaral en estado de ebriedad o bajo el influjo de enervantes", destaca.

Con 318 votos a favor, 26 en contra y 35 abstenciones, se avaló el documento en lo general y de inmediato se inició la discusión de las reservas presentadas a cinco artículos.

El dictamen fue elaborado por la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, con base en sendas iniciativas que, por separado, presentaron este año la diputada Carolina Monroy del Mazo, del PRI, y Jorge Triana Tena, del PAN.