Nacional

Diputada Guzmán propone incluir cultura preventiva en libros 

La reelaboración de los libros de texto es una oportunidad para incluir el aprendizaje de la gestión del riesgo, en los planes y programas escolares dijo la diputada Noemí Guzmán Lagunes. 
Redacción 
03 agosto 2017 16:5 Última actualización 03 agosto 2017 16:5
Cultura

Cultura

La Diputada Noemí Guzmán Lagunes presentó una propuesta de Punto de Acuerdo para que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorte tanto a la Secretaría de Gobernación, como a la de Educación Pública, para que se incluya en los nuevos libros de texto gratuitos que serán elaborados, la enseñanza de una cultura de prevención con un enfoque de gestión integral del riesgo, tal y como lo ordena la Ley General de Protección Civil.

Las razones para incorporar la cultura preventiva y de reducción del riesgo de desastres a los planes y programas escolares, son ineludibles. Con datos de la ONU, argumentó:

Entre 2005 y 2015, más de 700.000 personas perdieron la vida, más de 1,4 millones sufrieron heridas y alrededor de 23 millones se quedaron sin hogar como consecuencia de los desastres.

En general, más de 1.500 millones de personas se vieron perjudicadas por los desastres en diversas formas, y las mujeres, los niños y las personas en situaciones vulnerables han sido afectados de manera desproporcionada.

Las pérdidas económicas totales ascendieron a más de 1. 3 billones de dólares. Entre 2008 y 2012, 144 millones de personas resultaron desplazadas por desastres.

En México, también con datos de la ONU, señaló que los desastres de origen natural, propiciados por inundaciones, sismos, deslaves y otros fenómenos naturales, sin incluir pérdidas agrícolas, ni sequías, le significan, en promedio anual, pérdidas del orden de los 2,942 millones de dólares.

Se calcula que tan solo los terremotos implican costos anuales asociados a desastres, por 1,354.65 millones de dólares; por inundaciones, 870.08 millones de dólares); vientos originados por ciclones, 613.02 millones de dólares; tormentas, 103.05 millones de dólares; y tsunamis, 1.49 millones de dólares.

Del 2005 al 2014, los desastres causaron en México la muerte de cuatro mil 968 personas, la destrucción de 2.54 millones de viviendas, y daños adicionales a 191 mil viviendas. En total, la población afectada es de 87.62 millones de personas.

En todos los países, dijo, el grado de exposición de las personas y los bienes ha aumentado con más rapidez de lo que ha disminuido la vulnerabilidad, lo que ha generado nuevos riesgos y un incremento constante de las pérdidas relacionadas con los desastres, con un considerable impacto en los ámbitos económico, social, sanitario, cultural y ambiental a corto, medio y largo plazo, en especial a nivel local y comunitario.

Los desastres recurrentes de pequeña escala y evolución lenta inciden particularmente en las comunidades, las familias y las pequeñas y medianas empresas, y constituyen un alto porcentaje de todas las pérdidas.