Nacional

Diócesis de Tampico denuncia secuestro de sacerdote

El sacerdote Óscar López Navarro de 40 años de edad, regresaba de la colonia Satélite en Altamira y justo cuando entraba a la cochera para estacionarse, fue secuestrado. Sus captores, dijo el obispo, José Luis Dibildox Martínez, pidieron una recompensa.
Corresponsal Perla Reséndez
29 marzo 2017 14:1 Última actualización 29 marzo 2017 14:1
Ángel Santiago Vargas Uribe, vocero del Decanato

(Especial)

TAMPICO.- El sacerdote Óscar López Navarro de la orden “Misioneros de Cristo Mediador”, fue secuestrado cuando llegaba al convento que tiene la orden religiosa en la colonia La Herradura en Tampico.

El obispo de la Diócesis de Tampico, José Luis Dibildox Martínez, confirmó que los captores del sacerdote han solicitado una fuerte cantidad de dinero como pago del rescate, teniendo como plazo este día para entregarlo.

De acuerdo con lo informado por el padre Ángel Santiago Vargas Uribe, vocero del Decanato, los hechos sucedieron este martes alrededor de las 10: 30 de la noche, cuando el sacerdote Óscar López Navarro de 40 años de edad, regresaba de la colonia Satélite en Altamira, en donde se está construyendo una capilla, y justo cuando entraba a la cochera para estacionarse, fue secuestrado.

“Hacemos un llamado, primero a sus captores para que lo liberen, respetando la dignidad de cada uno, el sacerdote es un hombre bueno, es un músico, con posgrados en el extranjero; es una persona que se dedica a formar jóvenes”, comentó.

Dijo que los secuestradores permitieron a López Navarro comunicarse para hacerles saber que se encuentra en buen estado de salud.

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas y la Secretaría de Seguridad Pública, tomaron conocimiento del caso, esperando que las investigaciones den con el paradero del sacerdote secuestrado.

El obispo de Tampico pidió a la sociedad sus oraciones para que el sacerdote pueda regresar con bien y a las autoridades que ayuden a resolver esta situación sin que el religioso sufra daño físico.

“El anhelo de paz y tranquilidad de toda la población es una exigencia de nuestra sociedad, sin embargo y a pesar de que tenemos ya un nuevo gobierno, no ha sido posible todavía abatir la inseguridad”, señaló Dibildox Martínez.