Nacional

Desigualdad y pobreza ponen en jaque la democracia: Córdova

Lorenzo Córdova, presidente del INE, mencionó que la desigualdad y la pobreza socavan el pacto democrático que se busca consolidar en México.
Magali Juárez 
14 febrero 2017 17:36 Última actualización 14 febrero 2017 17:37
Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral

(Eladio Ortíz)

CIUDAD DE MÉXICO.- El mal estado de la democracia es una situación que se nutre de problemas estructurales como la desigualdad y la pobreza, aseveró el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

Dijo que no se trata de hacer discursos alarmistas, sino que es una realidad que se vive en el país y que afecta todo el sistema democrático.

Al firmar un convenio de colaboración con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), advirtió de los riesgos de que este escenario prevalezca en el país a unos meses de que inicie el proceso electoral más grande en la historia del país, pues se renovarán cerca de cuatro mil cargos de elección popular.

Córdova mencionó que así como lo ha señalado el ombudsman nacional Luis Raúl González Pérez, la desigualdad y la pobreza socavan el pacto democrático que se busca consolidar en México.
"Es en estos problemas que el desencanto con la democracia encuentra sus principales fuentes, sus principales orígenes, y son estos los que bosquejan los mayores desafíos para la consolidación de la democracia constitucional hacia el futuro", manifestó.

El titular de la CNDH señaló que México enfrenta un entorno complejo que demanda una actitud responsable por parte de todos los ciudadanos, empezando por las instituciones, que están obligadas a fomentar la cultura cívica.

"Los procesos de participación ciudadana serán de poca utilidad para lograr los cambios y transformaciones que demanda nuestro país, si la desinformación la apatía y la ignorancia propician una sociedad manipulable que toma decisiones sin la información adecuada y sin llevar a cabo una deliberación previa", manifestó.

Comentó que ante el resurgimiento a nivel global de regímenes con discursos populistas y excluyentes, la mejor defensa debe ser la construcción de una adecuada cultura cívica.

El consejero presidente del INE subrayó: "Para el mejor desarrollo del proceso electoral de 2018, no sólo necesitamos estabilidad en las normas constitucionales, sino que debemos apuntalar los valores típicos de la democracia, como la inclusión, el pluralismo, la tolerancia y la participación informada".