Nacional

Desalojan ayuntamiento de Acapulco ante amenaza de bomba 

La noche de este martes, autoridades del ayuntamiento de Acapulco recibieron una llamada para alertar de una supuesta bomba por lo que desalojaron a los trabajadores y al alcalde que encabezaba una reunión en el edificio. 
Enrique Villagómez/Corresponsal
03 febrero 2016 7:46 Última actualización 03 febrero 2016 7:47
Policía Acapulco

El objetivo de esta depuración es rescatar a los mejores policías e iniciar una reingeniería al interior de la corporación. (Cuartoscuro)

ACAPULCO.- Decenas de trabajadores del Ayuntamiento de Acapulco, fueron desalojados tras recibir una amenaza para detonar un coche bomba afuera de ese inmueble público donde se desarrollaba una reunión encabezada por el alcalde Evodio Velázquez Aguirre.

Alrededor de las 21:45 horas de este martes, una llamada al número de emergencias 066, advirtió que explotaría un coche bomba estacionado afuera del ayuntamiento que se localiza en el Parque Papagayo, donde se realizaba una reunión de funcionarios en la que participaba el presidente municipal  y su esposa Perla Edith Martínez, en su calidad de presidenta del DIF local. 

De acuerdo con el reporte de seguridad emitido por el C-4 región Acapulco, Sector 3, con folio 18487288, la llamada de amenaza fue realizada por un hombre que se identificó como integrante del “Comando Único” los cuales habían colocado el coche bomba para matar policías.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Federal y Estatal, Gendarmería y de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos del municipio, quienes procedieron a evacuar a las personas que se encontraban laborando, así como a los funcionarios que participaban en la reunión de gabinete.

Posteriormente arribó personal del Secretaría de la Defensa Nacional, quienes se sumaron a las tareas para revisar el inmueble y sus alrededores, sin que se localizara ningún artefacto o vehículo sospechoso.

En un comunicado emitido por la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento, se confirmó que no se registraron víctimas por la amenaza de bomba que se recibió, y que las autoridades de seguridad y castrenses tampoco localizaron ningún artefacto que pusiera en riesgo la vida de las personas.